Energía

Endesa abandonará su negocio de gas en la península en 20 años

El consejero delegado, Francesco Starace, justifica el arranque de As Pontes por los altos precios de la electricidad en España

La central térmica de As Pontes, en una imagen de archivo.
La central térmica de As Pontes, en una imagen de archivo.

Endesa abandonará su negocio de gas natural en el horizonte de 2040, dentro de la nueva estrategia de descarbonización de su matriz, Enel, que presentó ayer en Roma, con la que adelanta una década en su objetivo de cero emisiones, de 2050 a 2040. En este sentido, además del suministro a sus clientes, Enel se propone abandonar la generación eléctrica con carbón en 2027 y la de gas en 2040, reemplazando sus térmicas con renovables y la hibridación de renovables con almacenamiento.

 Esto supone que Endesa, además del suministro minorista, cerrará en ese plazo sus ciclos combinados de gas, que suman entre España y Portugal 3.824 MW. En concreto, las centrales de San Roque (Cádiz), de 408 MW; Bésos 3 y 5 en Barcelona, de 419 y 873 MW respectivamente; Colón en Huelva, de 398 MW; As Pontes en A Coruña, de 870 MW y los 855 MW que iene en Porugal.

El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, declaró en una rueda de prensa que esta salida será paulatina, se hará con consenso y se seguirá dando gas a los clientes hasta que cambien de idea, pero “cuanto antes salgamos del gas, mejor”. Según sus previsiones, “en dos décadas habrá muy pocos europeos que usen gas porque se habrán pasado a la electricidad”. En su opinión, la dependencia de este hidrocarburo y la “locura” que han alcanzado sus precios, urgen la salida del gas.

Respecto al arranque esta semana de uno los grupos de la central de carbón de Endesa en As Pontes (A Coruña), instalación en vías de cierre, el ejecutvo de Enel lo justificó por altos precios del mercado eléctrico español por el repunte del gas. En todo caso, As Pontes no volverá funcionar como en el pasado y “no hay vuelta atrás” sobre la decisión de cierre solicitado por Endesa. Las centrales de gas “serán objeto de amortización en el tiempo” y van a terminar como las de carbón.

En cuanto a los cambios regulatorios del Gobierno para aliviar los precios de la luz, dijo que lo que ha pasado en España “nos dice de forma clara que hay cosas en Europa que puedes hacer y otras que no. Y ese es el gran valor de estar en esta parte del mundo. Hay cosas que se pueden hacer sin cambiar las reglas básicas del mercado”, añadió.

Para el consejero delegado de Enel, los altos precios de la luz es un problema que afecta a varios países europeos, entre ellos, España e Italia, y defendió que “las renovables son baratas”. En el futuro “el gasto energético se orientará sobre todo hacia la electricidad” y los “clientes tendrán tarifas planas, constantes”, señaló.

Menos inversiones en Endesa

Enel, que prevé entre 2022 y 2024 unas inversiones de 42.600 millones de euros en el mundo, un 12% más que el previsto en el periodo 2021-2023, destinará 7.500 millones a España y Portugal a través de Endesa, un 5% menos que las anunciadas el pasado año en el plan 2021-2023. Estas inversiones suponen un 18% del total, por detrás de Italia, que acaparará el 37% de las inversiones y América Latina, el 23%. De los 7.500 millones, 3.100 millones irán a renovables; 2.900 millones, infraestructuras y redes y 900 millones, a generación convencional. Starace decartó inversiones en eólica marina por sus mayores costes y el tiempo para su construcción, dos años más que en uno terrestre.

Las inversiones de Enel a más largo plazo, hasta 2030, serán de unos 170.000 millones, un 6% más a las calculadas en el anterior plan estratégico 2021-2030. El presentado hoy, la multinacional prevé obtener un resultado neto ordinario entre 6.700 millones y 6.900 millones en 2024, un 20% más. Por su parte, el ebitda alcanzaría hasta 21.600 millones en ese año, un 12% más respecto a los de este año. La deuda neta crecerá hasta los 61.000-62.000 millones de euros a dicha fecha para financiar su crecimiento, desde los 53.000-54.000 millones con que cerrará este año.

El dividendo por acción para 2024 será de 0,43 céntimos, un 13% más que los 0,38 céntimos de este año. La compañía italiana tiene previsto detallar añana el plan estratégico de Endesa, develando el dividendo de la filial.

Normas
Entra en El País para participar