Financiación

Canarias exprime el apetito de los inversores y coloca 300 millones a 10 años

La demanda supera los 500 millones

Nube del Volcán de Cumbre Vieja, en La Palma.
Nube del Volcán de Cumbre Vieja, en La Palma.

La semana pasada fue el turno de la Comunidad de Madrid, hoy las miradas están puestas en Canarias. La región ha dado mandato a BBVA, Crédit Agricoles, HSBC y Santander para colocar deuda a 10 años. El objetivo de la comunidad es levantar 300 millones de euros, importe que no prevé elevar con independencia de la demanda. A diferencia de lo ocurrido en el caso de Madrid, en esta ocasión el tipo de deuda no cuenta con la etiqueta verde.

En la apertura de libros las órdenes de compra superaban los 350 millones de euros, imòrte que conforme fue avanzando la jornada se amplió hasta los 500 millones, un reflejo de que a pesar de lo avanzado del año, los inversores siguen mostrando apetito por el papel español. En interés suscitado en el mercado ayudó a Canarias a rebajar el precio. La emisión se cerró con un diferencial de 23 puntos básicos sobre la refrencia española a 10 años, dos puntos básicos menos que el precio con el que partía la emisión.

Los inversores están apurando las últimas sesiones del año para captar fondos a precios atractivos. Una buena muestra de ello fue el comportamiento registrado por el mercado primario la semana pasada. En colocaciones en euros, los emisores levantaron casi 26.000 millones, prácticamente igual que la semana anterior. Jesús Sáez, responsable de mercado de capitales de Natixis en España, señala que, a diferencia de lo ocurrido en semanas previas, en los últimos días los emisores públicos han acaparado el protagonismo en detrimento de los financieros mientras los corporativos han continuado manteniendo su actividad.

Dentro del primer grupo la Comunidad de Madrid y el ICO fueron dos de los protagonistas mientras que en la esfera de los corporativos las colocaciones híbridas de Telefónica y Naturgy fueron las operaciones más destacadas en el mercado español. "En 2020, a estas alturas, las emisiones para España en todos sus sectores se habían despedido por lo que quedaba de año, quizás no sea momento de decir adiós aun en este 2021, todo dependerá de cómo va estando la situación y de la posibilidad de encontrar una ventana que convenza", remarca Sáez.

Normas
Entra en El País para participar