Infraestructuras

La lección de Filomena: Barajas refuerza su plan invernal y flexibiliza las regulaciones por nevadas

Eleva un 56% la plantilla y un 32% las máquinas, mientras que el tráfico podrá restringirse por terminales y también de forma preventiva

Varias máquinas retiran la nieve y el hielo de la pista de Madrid-Barajas en enero de este año.
Varias máquinas retiran la nieve y el hielo de la pista de Madrid-Barajas en enero de este año.

El anuncio de riesgo de las primeras nevadas en Madrid ha llegado unos días después de la puesta en marcha del plan de invierno 2021-2022 en el aeropuerto de Barajas. Suben el número de máquinas y el personal para hacer frente a una temporada en la que se prevé mayor volumen de tráfico que en 2020 y, ante todo, se quiere estar preparado después de la experiencia que en enero dejó la borrasca Filomena.

El equipamiento de vehículos y maquinaria quitanieves aumenta un 32%, según ha podido saber Cinco Días, con el alquiler de nuevas unidades, hasta un total de 110. Las reservas de fundente líquido para hacer frente a las heladas son un 20% superiores a las del pasado invierno, y las de fundentes sólidos se elevan un 67%. La plantilla llega hasta las 700 personas, con un alza del 56%.

Aena también modificó el pasado verano el contrato con el que cubre la atención a la zona de vuelo de Madrid-Barajas entre noviembre y finales de febrero, subiendo el presupuesto de 1,5 a 2,5 millones.

Grandes ‘hubs’ en jaque

Aeropuertos como Londres-Heathrow, los neoyorquinos JFK y La Guardia, el de Fráncfort, París-Charles de Gaulle, Milán-Malpensa y el de Madrid, han cerrado alguna vez en los últimos años por la nieve. Filomena motivó la clausura de Barajas entre el viernes 8 y el domingo 10 de enero. Las heladas que sucedieron a la nevada obligaron a nuevos procedimientos de retirada al resultar ineficaz la maquinaria existente.

El paso de Filomena motivó una crisis sin precedentes en Madrid y sus alrededores. En el caso de Barajas fueron suspendidas las operaciones el viernes 9 de enero, cuando se acumularon 62 centímetros de nieve. La precipitación duró 30 horas seguidas y las temperaturas se desplomaron hasta 12 bajo cero. Las capas de hielo alcanzaron los 25 centímetros. El cierre del aeropuerto motivó un enfrentamiento político entre Gobierno central y Comunidad de Madrid, y el presidente de Aena, Maurici Lucena, salió públicamente a pedir que no se mancillara el nombre de Barajas, uno de los aeropuertos más modernos de Europa y puerta esencial de entrada a España.

Distintos comités del operador aeroportuario han estudiado durante meses la situación creada y la respuesta de la compañía, decidiéndose el refuerzo de los medios contra la nieve y también un nuevo sistema de regulaciones del tráfico.

Cierres por fases

Aena, Enaire y Eurocontrol han acordado que las restricciones por climatología en Madrid puedan realizarse por terminales y, de ese modo, no se vea afectado el aeropuerto en su totalidad si no es necesario. La infraestructura se ha dividido en cinco áreas de control para regular: las terminales 1,2 y 3; la terminal 4 (T4), la T4S, terminal ejecutiva y la de carga.

Esta fragmentación, que comenzó a tratarse antes del verano, responde a la experiencia ganada con el temporal y con otros acontecimientos, como el atentado de diciembre de 2006 con una furgoneta bomba en el aparcamiento de la T4. Sucesos como estos, que obligan prácticamente al cierre del espacio aéreo en Madrid, y otros no tan graves que merecen restricciones, quedan  aislados con un esquema de distintas regulaciones, blindándose la conectividad ante una crisis.

Otra novedad en el mayor aeropuerto español es la de las regulaciones preventivas según las probabilidades de nevada. Esto es reducir la capacidad en niveles prefijados para evitar en lo posible que aviones bloqueados colapsen el aeropuerto.

Sobre Filomena hubo avisos hasta nueve días antes, que se fueron actualizando. Desde este invierno, en Barajas pueden activarse las citadas restricciones preventivas, con recortes de capacidad del 20% al 85%.

Normas
Entra en El País para participar