La FEMP impulsará una enmienda al Presupuesto para pedir fondos por el golpe a la plusvalía

El Gobierno logra el aval de Bildu, Más País, PRC, Compromís y Nueva Canarias a su proyecto presupuestario

El presidente de la FEMP, Abel Caballero.
El presidente de la FEMP, Abel Caballero.

Los ayuntamientos españoles mantienen su demanda de que Hacienda les compense por la pérdida de recaudación que pueda suponerles el varapalo del Tribunal Constitucional al impuesto de la plusvalía municipal y la minoración de ingresos que pueda conllevar el rediseño del modelo de cálculo del tributo impulsado por el Gobierno para sortear su nulidad.

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que preside el alcalde de Vigo, Abel Caballero, acordó este lunes solicitar una convocatoria urgente de la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL) para reclamar formalmente ante Hacienda la creación de un fondo de compensación por la pérdida recaudatoria que puedan sufrir en el cobro del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, que arroja unos 2.500 millones de euros anuales a las arcas municipales. En paralelo, la Federación anunció que planea remitir al Senado una enmienda para que los Presupuestos Generales del Estado para 2022 contemplen la generación de un fondo activo para compensar la minoración de ingresos de este tributo.

Aunque grupos como ERC promovieron enmiendas en este sentido durante la tramitación del Presupuesto en el Congreso de los Diputados, el Gobierno vetó estas propuestas por su impacto sustancial en las cuentas. La FEMP aspira a tener una nueva oportunidad en el Senado, donde las cuentas serán enviadas una vez que el Pleno de la Cámara Baja las valide definitivamente, lo que está previsto que ocurra el jueves.

De momento, PSOE y Unidas Podemos (socios de Gobierno que agrupan 155 diputados) suman ya unos 165 votos favorables. Los últimos avales, atados este lunes, fueron Bildu (5) y Más País-Equo (2), que se suman a los de los diputados de Compromís, Nueva Canarias y el Partido Regionalista Cántabro.

Durante el debate en el Pleno, iniciado este lunes y que proseguirá hasta el mismo jueves, las fuerzas del Gobierno aspiran a incorporar al menos el apoyo del PNV y Esquerra Republicana. PDeCAT y BNG, a su vez, han mostrado su disposición a alcanzar acuerdos.

Normas
Entra en El País para participar