Bruselas limitará el uso del ‘pasaporte financiero’ a bancos de fuera de la UE

Firmas suizas y de EE UU seguían operando desde Londres tras el Bréxit usando filiales en Irlanda y Luxemburgo

Panorámica del distrito financiero de Londres.
Panorámica del distrito financiero de Londres.

Londres era la gran capital financiera de la Unión Europea antes del Bréxit, y lo ha seguido siendo a pesar de la salida de Reino Unido del bloque comunitario. Ahora bien, las cosas podrían cambiar dentro de poco. El diario británico Financial Times publica hoy una exclusiva en la que asegura que la Comisión Europea va a restringir la posibilidad de que los bancos puedan operar dentro de cualquier país de la Unión valiéndose del "pasaporte financiero europeo", esto es, teniendo una licencia para dar servicios en un país (normalmente Luxemburgo o Irlanda), desde el cual dan cobertura al resto de países comunitarios.

Esta práctica es utilizada por casi todas las grandes entidades estadounidenses -JP Morgan, Goldman Sachs, Morgan Stanley-, y también por los gigantes suizos (UBS, Credit Suisse) y algunas asiáticas. Abren una filial bancaria en Luxemburgo o Dublín y, una vez obtenida la autorización, la utilizan para vender sus productos en París, Fráncfort o Madrid.

La medida es un intento de racionalizar el funcionamiento de los bancos de los bancos globales en la Unión Europea y dar a los reguladores más poder para hacer que los bancos conviertan algunas sucursales en filiales más vigiladas, según el FT.

La medida formará parte de la directiva sobre requisitos de capital de la de capital de la Comisión Europea y aún tiene que ser aprobada por el Parlamento Europeo y Consejo Europeo.

Los funcionarios del Banco Central Europeo (BCE) están preocupados porque algunos reguladores nacionales tienen unos requisitos de autorización muy laxos, que son aprovechados por las firmas globales para expandir su negocio por toda la Unión, al tiempo que siguen manteniendo todos los equipos operativos en Londres.

Edouard Fernández-Bollo, miembro del comité supervisor del BCE, advertía en septiembre de que los bancos no deberían utilizar los regímenes de operativa transfronteriza "para llevarse fuera grandes volúmenes de sus actividades de la Unión Europea, como si no pasara nada".

Normas
Entra en El País para participar