Telecos

Telefónica convoca a los sindicatos el 23 de noviembre para negociar el pacto social

Incluirá el plan de bajas voluntarias

Emilio Gayo, presidente de Telefónica España.
Emilio Gayo, presidente de Telefónica España.

Telefónica ha convocado la primera reunión de la mesa de diálogo con los sindicatos sobre el futuro laboral de la filial española para el próximo 23 de noviembre. En el encuentro se analizará el Plan Social de Empleo de Telefónica España, que incluirá un plan de bajas voluntarias, previsiblemente para mayores de 55 años, que podría suponer la salida de hasta 4.000 personas.

Además, en la reunión se analizará el plan de negocio de la compañía y contenido laboral de la plantilla, además de cuestiones de formación y movilidad, diversidad, incorporación, igualdad y nuevas formas de trabajo.

En un comunicado, UGT, sindicato mayoritario, afirma que es imprescindible dibujar el mapa de empleo a medio y largo plazo que tenga en cuenta toda la cadena de valor y nuestra huella de red -presente y futura - sea FTTH o 5G -, donde se contemplen todas las necesidades de empleo provinciales a fin de solventar las posibles disfunciones que se detecten, para garantizar la empleabilidad y permanecía en la residencia laboral, impulsando la formación tanto como garantía de empleo como de desarrollo y reconocimiento profesional de todos los que conforman Telefónica en España.

UGT indica que abogará por convertir a Telefónica en un referente en términos de igualdad de género y representatividad femenina y también de diversidad y de integración de personas con discapacidad. “Una empresa donde los jóvenes quieran y puedan trabajar, primando la flexibilidad horaria y adaptación de jornada y profundizando en las nuevas formas de trabajo, desde el agile al teletrabajo, como fórmulas de conciliación, pero también de mantenimiento de empleo en la localidad”, señala el sindicato.

De esta manera, ambas partes van a iniciar un profundo análisis sobre la situación laboral en Telefónica de España. Fuentes del sector apuntan a una posible aceleración del proceso, para su negociación y aprobación antes de finales del año. De cerrarse un acuerdo similar a los anteriores, sería el tercer plan de bajas voluntarias puesto en marcha en los últimos cinco años.

En todos estos programas de ajuste hubo un acuerdo entre empresa y sindicatos. De hecho, los planes de bajas se incluyeron en los distintos convenios colectivos. Al contrario de lo que sucede en los expedientes de regulación de empleo (ERE), en este tipo de ajustes no hay cargas para el Estado, al ser la compañía la que hace frente a todos los costes.

Normas
Entra en El País para participar