Richemont se retira ordenadamente del campo de batalla digital

La venta de Yoox Net-A-Porter puede reducir su brecha de valoración

Web de Net-A-Porter.
Web de Net-A-Porter. reuters

El jefe de Richemont, Johann Rupert, ha admitido tardíamente su derrota en su estrategia online. Bajo la presión de los activistas, dijo el viernes que estaba en conversaciones avanzadas para vender la mayoría de su deficitario brazo online Yoox Net-A-Porter (YNAP) a su rival Farfetch y otros inversores. Una venta puede reducir la brecha de valoración de Richemont.

La aventura de una década en la distribución de lujo online ha sido en gran medida un fracaso. Richemont compró el portal Net-A-Porter en 2010, lo fusionó con su rival cotizado Yoox en 2015 y luego tomó la propiedad total en 2018. En ese momento, el minorista online hacía unos 2.100 millones de euros en ventas y era rentable. Desde entonces, los ingresos apenas han subido y el negocio se ha hundido en pérdidas. En marzo-septiembre, la división de distribuidores online de Richemont registró una pérdida operativa de 141 millones sobre unos ingresos de 1.300 millones.

Es posible, empero, que Rupert salga con beneficios. Supongamos que YNAP genera unos ingresos de algo más de 2.300 millones en el ejercicio terminado en marzo de 2023. A un múltiplo de 2 veces, similar al de Zalando, el negocio valdría 4.700 millones. Es un impulso decente para Richemont, que pagó 2.700 millones por el 75% de YNAP que aún no poseía en 2018, lo que implica una valoración de 3.700 millones. Pero es revelador que Farfetch solo contemple tomar una participación minoritaria en YNAP. El verdadero premio para ella es una alianza más general por la que Richemont utilizará la tecnología de Farfetch y ofrecerá sus marcas en el mercado online de esta.

La escisión de YNAP eliminaría un lastre en el margen operativo de Richemont, que con un 22% está por debajo del de sus grandes rivales. La subida del 10% en Bolsa de la firma suiza el viernes sugiere que un acuerdo también ayudaría a reducir su descuento de valoración y a apaciguar a los inversores, entre ellos Artisan Partners. En definitiva, se trata de una retirada ordenada del campo de batalla online.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías