Astara prevé un alza de ventas del 38% hasta cerrar 2022 con 5.500 millones de euros

Bergé Auto cambia de nombre y se lanza a crecer en servicios de movilidad y vehículo conectado

Bergé Auto, uno de los grandes distribuidores de coches en España, con más de 3 millones de vehículos vendidos en su historia, cambia de nombre (pasa a llamarse Astara) y culmina una transformación de seis años para convertirse en una empresa que distribuye vehículos y que ahora también pondrá el foco en los nuevos servicios de movilidad y de vehículo conectado. En la presentación de la nueva marca, Jorge Navea, consejero delegado de Astara, anticipó que la expansión internacional de la compañía (cerrará este año con presencia en 17 países) y la entrada en nuevos negocios va a disparar la facturación de la compañía. “Pasaremos de cerrar 2021 con una facturación de 4.000 millones a otra de 5.500 millones de 2022, lo que supondrá un crecimiento del 37,5% y casi el doble de la cifra de negocio de 2019. Lograremos unas ventas de 200.000 vehículos este año y prevemos llegar a 225.000 en 2022”, apuntó en la presentación de la nueva marca.

La compañía, que tradicionalmente obtenía dos tercios de su facturación de Latinoamérica, prevé que la reciente entrada en nuevos mercados europeos, como Finlandia, Polonia, Suiza, Bélgica, Holanda, Suecia o Austria, va a provocar un cambio en el reparto de las ventas de la compañía para 2023. De este modo, el mercado europeo aportará un 45% de la cifra de negocio, el latinoamericano (está presente en Chile, Perú, Argentina y Colombia) otro 45% y el restante 10% procederá de nuevos mercados como Filipinas, donde acaba de entrar a vender.

“No vamos a renunciar a la distribución de vehículos, pero la vamos a hacer dentro de un nuevo ecosistema, en el que vamos a ofrecer servicios directos y digitalizados al cliente y posibilidades de suscripción a empresas y particulares para diversificar frente al modelo de propiedad y servicios ligados a la conectividad”, recalcó Navea. Entre esos nuevos negocios destacan la actualización de la plataforma Trive, en la que los usuarios podrán ver, elegir, financiar y esperar en casa el coche o la moto que hayan elegido, o de la plataforma Fleet, en la que las empresas podrán suscribirse a los servicios necesarios.

La exportacion de tecnología llegará en 2025

Dos fases. Tras una primera fase de expansión internacional que le llevara a 23 países en 2023, Astara afrontará en 2025 una segunda etapa para exportar sus plataformas tecnológicas. El consejero delegado anticipó que Trive, plataforma de gestión de vehículo nuevo, usado y renting; Fleeet, plataforma de suscripción de vehículos para profesionales, y Cardive, plataforma de suscripción de vehículos a particulares, seguramente estarán presentes en seis países para esa fecha. Asimismo estima que BotOn, dedicada al vehículo conectado, opere a pleno rendimiento a partir de 2025.

Normas
Entra en El País para participar