Tecnología

Hour One: la empresa que venderá tu imagen por internet

La compañía de Tel Aviv funciona como una agencia de modelos, solo que alquila réplicas digitales generadas por inteligencia artificial

Personajes del catálogo de Hour One dentro del softaware de la empresa
Personajes del catálogo de Hour One dentro del softaware de la empresa

Un simple formulario puede permitirle a una persona cualquiera protagonizar cientos de vídeos alrededor del mundo. No es precisamente Hollywood, ni tampoco dará la posibilidad de viajar, pero por medio de inteligencia artificial la empresa israelí Hour One hace posible que las empresas de todo el mundo usen réplicas digitales hiperrealistas de diferentes sujetos para narrar vídeos y hacer presentaciones.

“Tenemos algoritmos que por medio de vídeos aprenden cómo representar a cada persona. De esa manera podemos replicar al sujeto y convertirlo en un personaje sintético, que tiene la misma imagen y gestos que la persona original, pero es completamente digital y generado por la inteligencia artificial”, ha asegurado Amir Konigsberg, director fundador de Hour One, a Cinco Días.
Konigsberg cuenta que el viaje de Hour One comenzó en 2018, cuando los fundadores empezaron a buscar posibles aplicaciones comerciales para el aprendizaje automático (machine learning en inglés). Desde entonces, la empresa ha trabajado con compañías tan grandes como CNBC-Universal Studios, la aplicación de móvil Cameo o la compañía de enseñanza de idiomas Berlitz, y ha logrado colaborar con los gigantes tecnológicos Microsoft e Intel.

El software de la empresa ha sido utilizado para diferentes fines, como replicar personajes de películas, dar informes financieros, vender coches por internet, hacer entrevistas de trabajo o hacer vídeos de presentación. Su colaboración con Berlitz, por ejemplo, permite que los alumnos de la empresa tomen lecciones de idiomas con profesores operados por inteligencia artificial, encarnados por las réplicas digitales de Hour One. La empresa también ha colaborado con la empresa Alice Receptionist, que suministra recepcionistas digitales interactivas.

Los clones, que se crean utilizando inteligencia artificial con tecnología similar a la de los deepfakes, pueden reproducir discursos en ciento de idiomas y hasta incluir acentos como el del inglés británico o el español mexicano. Esto es posible gracias al uso de las redes neuronales generativas adversarias (GAN por sus siglas en inglés). Según los investigadores del área de desarrolladores de Google, las GAN son un avance reciente en el aprendizaje automático de las máquinas, que consiste en modelos generativos que crean datos totalmente nuevos con base en los datos con los que se les alimenta, pero que no son réplicas. Por ejemplo, las GAN pueden crear imágenes que se parecen fotografías de rostros humanos, aunque los rostros no pertenezcan a ninguna persona real.

El catálogo de Hour One cuenta con alrededor de unos 100 personajes, de todas las edades, géneros y perfiles étnicos, que funciona como una suerte de agencia de modelos: “Cada uno de nuestros sujetos tiene un contrato que asegura que se les pague por cada vez que un vídeo use su imagen. Su personaje aparece en nuestro sistema y los clientes pueden elegir si quiere utilizarlo”, afirma Konigsberg, que añade que también se otorga un pago inicial a la persona solo por subir su imagen.

La plataforma Reals de Hour One también permite al cliente de convertir textos en vídeos personalizados. Los clientes acceden a un entorno que les permite introducir su logo y una especie de guion para que los clones lo interpreten, a la vez que proporciona otras herramientas para ensamblar un vídeo institucional de forma similar a la que se arma una presentación de PowerPoint o de Prezi. Una vez introducido todo esto, el cliente puede elegir un “presentador” del catálogo.

Konigsberg destaca que cuentan con muchos “grandes clientes que no tienen grandes nombres”, y resalta que el servicio en general ha ayudado a empresas pequeñas y grandes a resolver la necesidad de contactar a miles de clientes de forma personalizada y rápida. “La idea es posibilitar que los clientes sientan que están siendo atendidos por una persona real, y permitir que las empresas puedan hacerlo de manera efectiva a gran escala”. En este sentido, uno de los objetivos de Hour One es expandirse para poder llegar a más personas y abarcar mayores volúmenes, a la vez que reduce costos operativos.

Normas
Entra en El País para participar