Negociación

Garamendi pide seriedad al Gobierno en la reforma laboral y las cotizaciones

El presidente de la patronal exige una hoja de ruta para negociar

 Seguridad jurídica, estabilidad regulatoria y calidad de la norma jurídica. Son los tres requisitos que Antonio Garamendi, presidente de CEOE, exige al Gobierno. Lo hizo este jueves en el XX Congreso Directivos CEDE que se celebra en Córdoba, exige al Gobierno, con el que fue muy crítico sobre el proceso de negociación de la reforma laboral y la subida de las cotizaciones sociales. “Queremos saber que es lo que se quiere hacer, queremos ver el mapa completo, dado que las cotizaciones son del 30%, las más elevadas de Europa, no solo es el 0,5%”, señaló el presidente de la patronal, en un encuentro con la prensa, en el que también invitó al Pacto de Toledo a manifestarse en el tema de las pensiones. "Nosotros siempre hemos trabajado con seriedad en los 12 acuerdos que hemos firmado. La filtración de papeles, el ruido mediático no ayuda".

En cuanto a la reforma laboral, insistió en que la reforma laboral que pretende el Gobierno no es la que pide Europa, e invitó a las partes a “trabajar en un acuerdo en los objetivos de Europa”. En este sentido, señaló que es importante “no unir temporalidad con precariedad”, y ver qué se hace con el elevado paro juvenil, “que nos preocupa”. 

El presidente de la patronal lanzó un mensaje al Gobierno sobre la temporalidad: "En la empresa privada es del 22% mientras que la temporalidad pública es del 32%". A la vez que se refirió a la Ley del teletrabajo pactada, "habría que ver si a los funcionarios públicos se les trata como a los empleados privados".

Garamendi también hizo hincapié en la buena imagen que tiene España, "mejor fuera que dentro". Y apuntó, durante la mesa redonda que mantuvo con el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, que los fondos de recuperación europea deben ir acompañados de las reformas que quiere Europa, “porque tan importantes son las reformas como los fondos”. Y advirtió sobre la importancia de los concursos públicos a los que concurran las pymes, ya que, en su opinión, debe ir unida a la responsabilidad social e ir de la mano de las grandes empresas. "Es muy importante la formación. Si a cada pyme le damos 30.000 euros nos gastamos 60.000 millones de euros, y no sirve para nada, sino va acompañado de las empresas tractoras".

Por su parte, José Luis Bonet hizo un llamamiento a que haya un Pacto de Estado por la formación para atender la escasez de talento que existe en España. "Debemos potenciar la formación en valores para la ciudadanía, así como las competencias digitales y los idiomas". Sobre este tema, también ahondó Garamendi, que defiende la necesidad de incentivar profesiones en muchos sectores, ya que hacen "falta ingenieros, faltan civiles, electricistas, instaladores eléctricos, fontaneros, profesionales del sector naval, y el problema es de aptitud, pero también de actitud".

 

 

 

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar