Comercio

EE UU y la UE olvidan la era Trump y pactan suspender aranceles a acero y aluminio

Biden y Von der Leyen lo celebran como "un gran paso adelante en las relaciones bilaterales"

Joe Biden, presidente de EE UU, y Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.
Joe Biden, presidente de EE UU, y Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. AP

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Úrsula Von der Leyen, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebraron hoy el acuerdo de suspensión de los aranceles del acero y el aluminio, impuestos por la Administración de Donald Trump en 2018, que consideraron "un gran paso adelante en las relaciones bilaterales" y en la "lucha contra el cambio climático".

"Tras esta decisión de Estados Unidos, estoy satisfecha de anunciar que la Comisión propondrá suspender los aranceles que habíamos introducido" en respuesta a Washington, aseguró Von der Leyen, durante una comparecencia en la cumbre del G20 junto al presidente estadounidense.

El presidente Biden destacó que el acuerdo ayuda a "restablecer los flujos comerciales transatlánticos", y aborda los desafíos compartidos en relación con el cambio climático, al tiempo que garantiza una industria siderúrgica estadounidense fuerte y competitiva durante las próximas décadas y crea empleos.

"Podemos desechar la idea de que no podemos hacer crecer nuestra economía y apoyar a los trabajadores estadounidenses mientras abordamos la crisis climática. Podemos hacer las tres cosas", argumentó. 

La relación comercial entre Washington y Bruselas se deterioró durante el mandato de Trump, en particular a raíz de la imposición de aranceles del 25 % a las importaciones comunitarias de acero y del 10 % a las de aluminio, a los que la UE respondió con su propia tanda a varios productos estadounidenses, entre ellos, el whisky de tipo "bourbon", la mantequilla de cacahuete, los arándanos o el zumo de naranja.

"EEUU no aplicará los aranceles de la sección 232 y permitirá la importación libre de aranceles de acero y aluminio de la UE en un volumen histórico", mientras que la UE "suspenderá los aranceles relacionados sobre productos estadounidenses", explicó la Casa Blanca en un comunicado.

De esta manera, ambos socios se concentrarán en negociar un nuevo acuerdo comercial global para abordar el exceso de capacidad mundial de acero y aluminio procedente sobre todo de China, que en los últimos tiempos ha comercializado su acero barato en los mercados internacionales, dirigiéndolo entre otros a países como EEUU, a través de Europa, algo que Washington considera que penalizaba la competitividad de su industria.

Von der Leyen, que confirmó que queda en pausa la denuncia que el club comunitario había presentado contra Washington ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) a raíz de los aranceles estadounidenses al acero y al aluminio, agradeció a Biden que los elimine "hasta los niveles comerciales anteriores".

"Esto aliviará una gran parte de las molestias comerciales existentes. Permitirá que el comercio transatlántico de acero y aluminio entre nosotros vuelva a los niveles registrados antes de que se establecieran estos aranceles", constató.

Normas
Entra en El País para participar