Innovación

Sostenibilidad como palanca de recuperación de la empresa mediana

Los empresarios consideran que los criterios ESG deben ser el principal apoyo para el crecimiento, según una encuesta de Grant Thornton

Sostenibilidad como palanca de recuperación de la empresa mediana

Los empresarios consideran que la sostenibilidad debe ser el principal apoyo en el que debe cimentarse la recuperación durante los próximos años. Un 41% quieren que su empresa se recupere de la pandemia de forma sostenible, ocho puntos por encima que la media europea y en línea con la global, según el informe Global Business Pulse, en el que Grant Thornton pregunta a 400 directivos en España y 5.000 en 29 países sobre la evolución en sostenibilidad. El estudio se hace público durante la celebración de la Cumbre del Clima, este fin de semana en Glasgow.

“Ya no cabe duda de que las apuestas por los criterios ESG [ambientales, sociales y de gobierno corporativo] y la sostenibilidad son seguras para el tejido empresarial español”, asegura Ramón Galcerán, presidente de Grant Thornton. “La mayoría de los directivos son muy conscientes de la importancia que tiene desarrollar acciones concretas, realistas y cuantificables capaces de hacer frente a todas las coyunturas, incluso las más adversas” como la del Covid 19.

En concreto, seis de cada diez directivos españoles de medianas empresas (60%) aseguran haber aumentado la apuesta por la sostenibilidad durante la crisis del Covid 19, situándola al mismo nivel de importancia que la rentabilidad financiera, según el 36% de los empresarios.

Para el 39% de los encuestados, la mejora de la eficiencia operativa y reducción de costes es otro de los motivos por los que la sostenibilidad se ha convertido en un pilar de crecimiento. Otro 38% cita la respuesta a los riesgos relacionados con el clima y el 37% las exigencias de los clientes. La priorización política de la sostenibilidad y la responsabilidad empresarial (33%), la comparación con la competencia o el temor a quedarse atrás (26%) son también motivos para esta apuesta.

Además de las motivaciones, otra cuestión que aborda el informe es cómo las empresas medianas implementan esa mayor concienciación por los criterios sostenibles. En concreto. los empresarios intentan activar planes de sostenibilidad mediante asesoramiento externo o la realización de una evaluación de impacto. Las acciones se centran en el desarrollo de planes de trabajo para áreas clave (39%), el diálogo con los stakeholders (34%), fijación de indicadores de rendimiento y objetivos (33%) y la medición de criterios ESG (32%).

Otras medidas concretas que se tiende a implementar son la exigencia de proveedores que cumplan sus normas (29%), la adquisición de normas y certificaciones externas sobre sostenibilidad (28%) y la adopción de medidas como resultado de la medición de ESG (28%), entre otros.
Con todo, la falta de tiempo y atención, junto a los costes que conlleva son las principales trabas para casi un tercio de los empresarios consultados.

También se perciben como frenos la reticencia para priorizar la sostenibilidad en el día a día de la empresa y la solución de otros. La falta de conocimientos y capacidades internas son igualmente problemas para la implementación. Por todo ello, el 40% de los empresarios españoles reconoce haber buscado asesoramiento externo para ser más sostenible, 15 puntos por encima de lo que se registra a nivel global y europeo.

Jaime Romano, socio de Procesos y Eficiencia, y experto en sostenibilidad aplicada al negocio de Grant Thornton, señala que la mediana empresa española “está más concienciada que nunca en la necesidad de cuantificar todos los activos intangibles de sostenibilidad por una cuestión de firme sensibilidad y por un requerimiento legal”.

Los expertos coinciden en que los avances deben ir acompañados de medición de los activos intangibles. Aunque un 35% de la empresa española ha realizado una evaluación de impacto en sostenibilidad, ocho puntos más que a nivel europeo, un 31% reconoce sentirse confundido en torno a la medición, 10 puntos más que la media europea.

Sergi Puig-Serra, socio de Auditoría y miembro del pool de expertos en Sostenibilidad de Grant Thornton, apunta que la mediana empresa española “está comprendiendo paulatinamente que el compromiso por la sostenibilidad no es una cuestión de presentar meros informes”.

Muchas dudas sobre las novedades normativas

  • Obstáculos. Los empresarios españoles también muestran dudas sobre las novedades normativas en esta materia. El 40% de los directivos considera que la regulación en torno a las nuevas normativas y los requisitos de información no financiera no son claras. Un nivel que supera en 7 puntos al registrado en la media europea y 9, en la media global. Con todo, el 32% de los empresarios considera que el factor que ha propiciado este interés empresarial es la regulación.
  • Contradicción. “Se produce una curiosa paradoja, ya que la regulación ha activado intensamente el interés empresarial por la sostenibilidad al mismo ritmo que ha provocado una mayor confusión”, señala Ramón Galcerán, presidente de Grant Thornton. “Parece razonable que los responsables políticos sigan desarrollando marcos coherentes y comprensibles a nivel mundial, para lo cual es recomendable que las medianas empresas recurran a asesoramiento externo”, añade.
  • Conocimiento. Todavía uno de cada tres directivos de empresas medianas reconoce no saber cómo aplicar las métricas que son esenciales.
Normas
Entra en El País para participar