_
_
_
_
_
Banca

El 1 noviembre comienzan las primeras 1.200 salidas de empleados en CaixaBak acogidos al ERE

En marzo habrán salido ya 4.500 trabajadores, el 70% de los apuntados al Expediente de Regulación de Empleo

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank
Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank

El próximo lunes, 1 de noviembre, se producirán las primeras 1.200 salidas voluntarias de empleados de CaixaBank acogidos al ERE, plan de reestructuración que se aplicará de manera escalonada durante los próximos meses, hasta alcanzar la cifra de 6.452 extinciones de contrato pactadas con los sindicatos, como ha explicado el consejero delegado del banco, Gonzalo Gortázar.

Gortázar, ha destacado la importancia del cuarto trimestre del año, que es cuando se producirá la integración tecnológica tras la fusión con Bankia y la salida de los primeros empleados adheridos voluntariamente al ERE. La fecha clave es el 12 de noviembre.

Antes, el 1 de noviembre dejarán la entidad los primeros 1.202 trabajadores, mientras que el 1 de enero y el 1 de marzo de 2022 habrá también nuevas salidas. La previsión es que antes del 31 de marzo de 2022 hayan dejado CaixaBank aproximadamente el 70% de los trabajadores previstos,

es decir, unos 4.500 empleados. En este mismo periodo, la entidad prevé cerrar 1.200 oficinas, un 80% de las 1.500 sucursales de las que anunció que prescindiría.

El ERE de CaixaBank es el mayor de la historia de la banca española, incluso tras reducir el número de salidas en las negociaciones con  los sindicatos en 1.839.

CaixaBank ha recibido un total de 8.246 solicitudes de adhesión al ERE, cifra que sobrepasa en un 27,81% el número de salidas previstas en el plan de reestructuración. Gortázar ha confirmado que la cifra pactada con los sindicatos es inamovible, por lo que unos 2.000 trabajadores que querían salir no podrán hacerlo: "Es una situación que estamos gestionando adecuadamente, pero será así, estas personas no saldrán", ha indicado el directivo.

Estos últimos seis meses CaixaBank ha procedido también a unificar equipos directivos, plantilla y marca en toda la red, y se prepara ya para acometer la integración tecnológica, el próximo 12 de noviembre. A partir de ese día se modificarán los números de cuenta (IBAN) de los clientes procedentes de Bankia y todos los usuarios operarán con la misma plataforma tecnológica.

El consejero delegado se ha mostrado confiado en que este proceso será exitoso y ha asegurado que será beneficioso para todos los clientes, pese a que pueda surgir algún "imprevisto" que se intentará solucionar lo más pronto posible.

CaixaBank estima que la integración con Bankia generará unas sinergias de costes de 940 millones de euros, en su mayoría (590 millones) derivadas del ahorro de costes de personal, que empezarán ya en el cuarto trimestre del año.

"Un 80% de las sinergias de costes lo vamos a capturar ya en 2022, el primer año completo de entidades integradas", ha explicado Gortázar.

CaixaBank ha presentado hoy los resultados de los nueve primeros meses del año, en los que obtuvo un beneficio neto de 4.801 millones de euros, casi siete veces más que en el mismo período de 2020, cuando ganó 726 millones, debido a los impactos extraordinarios asociados a la fusión con Bankia.

La entidad tiene previsto presentar el próximo año su nuevo plan estratégico, una vez culminada la integración con Bankia.

Gortázar también ha explicado que desde marzo que se produjo la integración efectiva con Bankia no ha habido movimientos significativos de clientes. 

Gortázar, por otra parte, ve beneficioso para la entidad el acuerdo suscrito entre Mutua y El Corte Inglés, con la entrada incluso de la aseguradora en el capital del gigante de la distribución al comprar el 8%.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_