Infraestructuras

Ferrovial rebaja las pérdidas a 100 millones, recomprará acciones y aprueba dividendo

Los ingresos mejoran un 8,4% en términos comparables, hasta los 4.807 millones, y el ebitda sube un 86%

Ferrovial Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Los resultados de Ferrovial comienzan a reanimarse de la mano de la recuperación del tráfico en las autopistas de Texas, hasta marcar niveles superiores a los de 2019 en la NTE y NTE 35W, la consolidación del área de Construcción con un margen ebit del 2,4%, y el efecto de distintas operaciones corporativas. La empresa que preside Rafael del Pino pierde 100 millones al cierre del tercer trimestre, cifra que contrasta con los 513 millones que se dejaba a septiembre de 2020.

El escudo anticrisis está formado por una liquidez de 6.423 millones y una posición de caja neta, excluidos los proyectos de infraestructuras, de 1.830 millones (incluidos los negocios en venta). Esta última cifra rozaba los 2.000 millones en diciembre de 2020. En este escenario de gradual vuelta a la normalidad, el consejo ha aprobado la recompra de acciones por un valor de hasta 200 millones, medida que se suma al dividendo acordado por la junta de accionistas.

Ferrovial sacó adelante un dividendo flexible en línea con los seis años anteriores a través de dos ampliaciones de capital liberadas. La primera, para servir el dividendo complementario de 2020, fue ejecutada el pasado mes de junio. Y la segunda, que equivale al dividendo a cuenta de 2021 sale adelante con una ecuación de 87 derechos de asignación gratuita para recibir una acción nueva. La empresa se ha comprometido a comprar esos derechos a un precio fijo garantizado de 0,305 euros por acción.

El dividendo a cuenta de 2021 equivale a 87 derechos de asignación gratuita para recibir una acción nueva y la empresa ofrece 0,305 euros por cada título

Además de recuperarse de la crisis del Covid-19, Ferrovial también está moviendo su cesta de activos, con la desinversión en el negocio de Medio ambiente en España y Portugal, vendido a PreZero (Grupo Schwarz) con un enterprise value de 1.133 millones de euros (la plusvalía será de 317 millones). A esta operación se suma la anunaciada esta mañana: un acuerdo para la venta de Servicios de Infraestructuras en España a Portobello Capital con un enterprise value de 186 millones. Este último precio se completará con earn-outs valorados en 50 millones de euros si se cumplen determinados requisitos tras el cierre de la transacción.

En cuanto al crecimiento inorgánico, la empresa ha ofertado 364 millones por hasta un 24,9% de la gestora india de autopistas IRB Infrastructure Developers (23 proyectos con un total de 2.000 kilómetros).

En los tres primeros trimestres, Ferrovial recoge un impacto positivo de 131 millones por el traspaso de la inmobiliaria polaca Budimex Nieruchomości a CP Developer por unos 330 millones de euros. Además, ha soltado participaciones en el centro penitenciario de Figueras (42 millones de euros), URBICSA (17 millones), Nalanda Global (17 millones) y la empresa de áridos SCC (140 millones de dólares), todas ellas consideradas no estratégicas.

Otro impacto relevante ha sido el de la toma de control de la autopista estadounidense I-66 de Virginia. El grupo se hizo con un paquete del 5,7%, en una operación valorada en 159 millones, con el que sube al 55,704%. La transacción aflora una plusvalía antes de impuestos para Ferrovial de 1.023 millones de euros.

La 407 ETR, que hasta ahora no ha retribuido a sus accionistas, repartirá 300 millones de dólares canadienses este mes

Reacción en ventas y ebitda

Los ingresos de Ferrovial en estos nueve meses alcanzan los 4.807 millones, lo que en términos comparables supone un alza del 8,4%. Y el ebitda suma 439 millones, un 86% por encima de los 231 millones de un año atrás.

Además de la vuelta del tráfico de pago a sus autopistas, Ferrovial destaca en su informe sobre los resultados del tercer trimestre el buen comportamiento del negocio de Construcción, cuya cartera marca un registro récord al rozar los 12.300 millones, con un incremento del 10%.

También fluyen los dividendos de los activos: hasta septiembre han entrado 76 millones, de los que 49 millones proceden de las autopistas texanas. En cuanto a la canadiense 407 ETR, que hasta ahora no ha retribuido a sus accionistas, está aprobado el reparto de 300 millones de dólares canadienses (208 millones de euros) en este mes de octubre.

Por divisiones, las autopistas texanas NTE, la NTE 35W y la LBJ crecen en tráfico un 32,5%, 29,6% y un 19,2%, respectivamente. La 407 ETR mejora un 3,4% frente a septiembre de 2020, y la I-77 de Carolina del Norte obtiene una mejora del 38,9%. El área de Autopistas eleva un 35% sus ingresos, hasta los 383 millones (un 77% cosechado en EE UU), para un resultado bruto de explotación de 266 millones, un 43% superior al del periodo comparable de 2020.

En el negocio aeroportuario, Heathrow ha transportado 10,2 millones de pasajeros en los nueve meses, cifra un 46,4% menor a la del año anterior. Para el cierre del ejercicio espera que el levantamiento de restricciones a la movilidad haga que el tráfico crezca hasta los 21,5 millones de usuarios (22,1 millones en 2020 y 80,9 millones en 2019). Las restricciones a la movilidad en Reino Unido motivan que los ingresos del área de Aeropuertos caigan un 27% y que el ebitda lo haga un 54,8%.

Construcción suma un resultado de explotación de 107 millones, desde los 25 millones de euros del año anterior. Sus ingresos saltan un 4,9%, hasta los 4.395 millones de euros (el 86% por la actividad internacional).

Normas
Entra en El País para participar