Tecnología

Samsung obtiene su mayor ganancia en tres años por los chips, pero alerta de incertidumbres

Los analistas esperan que las ganancias del cuarto trimestre estén niveladas o por debajo de su resultado del tercer trimestre, dependiendo en gran medida de los precios de los chips de memoria

Logo de Samsung en instalaciones de la compañía en Seúl.
Logo de Samsung en instalaciones de la compañía en Seúl.

El gigante tecnológico surcoreano Samsung Electronics reportó este jueves sus ganancias trimestrales más altas en tres años. La compañía elevó su beneficio neto entre julio y septiembre un 31,3%, hasta los 12,29 billones wones (unos 9.046 millones de euros), gracias a la fuerte demanda de su actividad de semiconductores, aunque anticipó que la crisis global de chips continuará hasta el próximo año. "Es probable que persistan las incertidumbres relacionadas con las interrupciones en el suministro de componentes y el Covid-19", indicó en referencia a sus expectativas para 2022.

El mayor fabricante del mundo de chips de ordenadores, teléfonos móviles y pantallas electrónicas aumentó también sus ventas trimestrales un 10,5% frente al mismo periodo del año anterior hasta los 73,98 billones de wones (54.360 millones de euros). Una cifra récord para un tercer trimestre, con un crecimiento del 40% en los ingresos del negocio de semiconductores, hasta 19.410 millones de euros, incluyendo un incremento del 46% de las ventas de memorias, hasta 15.310 millones de euros.

Su negocio de electrónica de consumo alcanzó una facturación en el trimestre de 14,10 billones de wones (10.360 millones de euros), en línea con los ingresos del tercer trimestre de 2020, mientras que las ventas de móviles reportaron ingresos de 27,34 billones de wones (20.090 millones de euros), un 8% menos.

Su ebitda creció un 27,41% interanual hasta los 16,36 billones de wones (12.040 millones de euros), al tiempo que su beneficio operativo constituyó el mejor dato desde el periodo julio-septiembre de 2018, creciendo un 28% hasta los 11.643 millones de euros. La caída del won frente a las principales divisas (especialmente con el dólar) durante el tercer trimestre tuvo un impacto positivo en las cuentas de la compañía de unos 590 millones de dólares.

Samsung espera que la escasez de componentes afecte a la demanda de chips de algunos clientes en los últimos tres meses del año y advirtió sobre las incertidumbres para el próximo año, debido a las interrupciones en la cadena de suministro y los precios más altos de las materias primas. "Hay mucha incertidumbre debido a varios problemas macro, incluidos el efecto de la vuelta a la normalidad, el suministro de componentes y el precio de las materias primas", dijo Han Jin-man, vicepresidente ejecutivo de negocios de memoria.

La compañía prevé que la demanda de electrodomésticos se debilite en 2022, ya que se espera que las personas pasen menos tiempo en casa, pero confía en un impulso en las ventas de teléfonos inteligentes, gracias a los nuevos teléfonos plegables de la compañía, y en la demanda de chips DRAM para servidores y chips flash NAND para el mercado de almacenamiento de datos, debido a la expansión de los centros de datos. También prevé mayores ventas de móviles de gama baja y media para 5G y de tabletas y relojes.

Las acciones de Samsung subieron un 0,3% tras conocerse los resultados, pero acumulan una caída del 12% en lo que va de año. Según explican algunos analistas al FT, el factor más importante que pesa sobre las acciones de la compañía es el ciclo descendente de los chips, "pero los inversores también se preguntan qué puede impulsar el crecimiento de Samsung más allá de los chips de memoria y los teléfonos inteligentes", aseguró al citado medio Park Sang-in, profesor de Economía de la Universidad Nacional de Seúl.

Samsung dijo que confía en que cualquier desaceleración en el mercado de chips fuera "poco profunda y larga", debido a que este componente se utiliza en cada vez una mayor variedad de dispositivos, lo que hace que las fluctuaciones cíclicas de precios sean más débiles y más cortas que en el pasado. 

Los analistas esperan que las ganancias del cuarto trimestre de Samsung estén niveladas o por debajo de su resultado del tercer trimestre, dependiendo en gran medida de los precios de los chips de memoria. La página especializada TrendForce prevé en ese sentido que los precios de las memorias DRAM caigan entre un 15% y un 20% de octubre a diciembre y sigan cayendo al comienzo de 2022.

Normas
Entra en El País para participar