Energía

Iberdrola gana un 10,2% menos y asegura que el alza del precio de la luz lastra sus cuentas

La eléctrica pagará un 'scrip dividend' de 0,168 euros por acción el próximo 1 de febrero

El beneficio neto de Iberdrola, de 2.410 millones de euros en los nueve primeros meses del año, es un 10,2% menor que en igual periodo de 2020, debido al impacto en impuestos diferidos de Reino Unido y por los menores extraordinarios del año pasado, cuando vendió su participación en Siemens Gamesa por 485 millones de euros. La subida de los precios de la luz, que ha generado mayores ingresos en la venta de energía renovable, se ha compensado con el menor margen en la venta. Iberdrola asegura que en conjunto sale perjudicada por la escalada de los precios.

Los precios de la electricidad y del gas se han disparado hasta alcanzar máximos históricos en todo el mundo. Pero Iberdrola asegura que no ha sacado partido de ello, puesto que fija los precios de los clientes por adelantado. Su ebitda creció un 10,7%, hasta los 8.164,9 millones de euros, con una cifra de negocios de 27.999,8, un 15,5% por encima.

IBERDROLA 10,20 -0,20%

La compañía explica que una parte de su negocio sí se ha visto impulsada por los mejores precios a los que ha vendido la energía renovable en el pool, pero avisa de que este efecto se compensa con la división de generación y clientes. El semestre ha sido más débil en España, por la menor producción térmica y los menores márgenes, provocados precisamente por la escalada del precio de la energía en el mercado mayorista, que no ha podido trasladar a los clientes.

En España, esta área de negocio facturó 9.142 millones (+16,1%), pero redujo un 60,3% su ebitda  y su beneficio neto se hundió un 87%, a 76,3 millones, "como consecuencia de los altos precios de la energía por la evolución de los precios del gas y donde las ventas a clientes se encuentran cerradas a precio fijo", señala Iberdrola en una nota.

La empresa además señala las medidas urgentes aprobadas por el Gobierno español como un lastre para sus cuentas de resultados. Cuantifica un impacto negativo en el ebitda de 114 millones, repartidos en la partida de impuestos: 84 millones en el negocio liberalizado en España y otros 30 millones en el de renovables.

En todo caso, el resultado neto supera los 2.360 millones de euros de beneficio previstos por el consenso de analistas recopilado por Reuters. La compañía asegura que el beneficio neto ajustado, que no incluye elementos atípicos, como la venta de Siemens Gamesa ni el efecto del Covid-19, alcanzó los 2.687,8 millones, con un alza del 5,2%.

Las inversiones brutas crecieron en el periodo un 6% y superaron los 7.000 millones de euros (incluidos 409 millones de euros de inversiones no orgánicas), concentrándose más del 90% de las mismas en los negocios de redes y renovables.

Dividendo

La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán también ha anunciado que pondrá en marcha una retribución en forma de scrip dividend (una ampliación de capital libre de gastos para la compañía en la que se compromete a comprar los derechos a un precio fijado) de 0,168 euros por acción. En caso de optar por la retribución en especie, el inversor recibirá una acción nueva por cada 57 antiguas.

Cambios en el consejo

El consejo de administración de Iberdrola ha nombrado, además, nuevo director de Negocios a Armando Martínez, hasta ahora director de Redes, en sustitución de Francisco Martínez Córcoles, con efectos desde el 1 de noviembre. Este, nombrado en 2014, ha sido recalificado como otro consejero externo.

El consejo también ha nombrado a Elena León Muñoz directora del negocio de Redes del grupo Iberdrola, en sustitución de Armando Martínez, si bien León Muñoz formará parte de la alta dirección de la sociedad.

Además, el consejo ha acordado nombrar, a propuesta del presidente y consejero delegado al consejero Anthony Luzzatto Gardner vicepresidente segundo del consejo de administración, pasando Juan Manuel González Serna a desempeñar el cargo de vicepresidente primero.

Normas
Entra en El País para participar