COP26

El fondo de pensiones de los funcionarios holandeses se deshará de 15.000 millones en activos fósiles

Estas inversiones suponen el 3% de la cartera total del fondo ABP

Activistas medioambientales en Londres con motivo de los preparativos de la COP26 de Glasgow.
Activistas medioambientales en Londres con motivo de los preparativos de la COP26 de Glasgow. Getty Images

El cambio climático es un hecho para las gestoras de fondos de inversión y de pensiones, que se apresuran por avanzar en su compromiso por neutralizar las emisiones de dióxido de carbono antes del año 2050. La última firma en comunicar que dejará de invertir en combustibles fósiles ha sido el fondo de pensiones de los funcionarios holandeses, el ABP, que ha comunicado que se deshará de activos valorados en más de 15.000 millones de euros relacionados con petróleo, gas y carbón.

ABP ha anunciado que se desprenderá de estos activos por fases, si bien la mayor parte de la venta se realizará en el primer trimestre de 2023. Una desinversión que supone el 3% de los activos gestionados por el fondo de pensiones holandés, que no espera que esta decisión tenga un impacto negativo en su rentabilidad a largo plazo. 

"El Consejo de Administración de ABP ve la necesidad y la urgencia de un cambio de rumbo. Nos desprendemos de nuestras inversiones en productores de combustibles fósiles porque vemos que no tenemos la suficiente oportunidad como accionistas para impulsar la necesaria y significativa aceleración de la transición energética en estas empresas. A partir de ahora nos centraremos en los grandes usuarios de energía fósil, como las empresas eléctricas, la industria del automóvil y la aviación. Utilizando nuestra influencia como accionista, ABP animará a las empresas que utilizan combustibles fósiles a ser más sostenibles", ha asegurado el presidente del consejo del fondo, Corien Wortmann en un comunicado.

El fondo tiene a partir de ahora el objetivo de elevar sus inversiones en energías renovables y en soluciones inteligentes para impulsar la transición energética. 

La decisión del fondo de pensiones de los funcionarios holandeses se adelanta unos días al arranque de la cumbre del clima que tendrá lugar a partir del domingo 31 de octubre en Glasgow y sigue los pasos dados por otros fondos como el fondo soberano de Noruega, que ya en 2019 anunció que retiraría unos 11.000 millones de los combustibles fósiles. 

En la actualidad la industria de la gestión de activos trata de alinearse con los objetivos de la Cumbre de París, incorporándose al objetivo de luchar por neutralizar las emisiones de dióxido de carbono antes del año 2050. Por el momento un centenar de gigantes de la inversión, que cuentan con activos valorados en más de 36 billones de euros, cerca de la mitad de todos los activos bajo gestión de la industria, se han sumado a esta iniciativa.

Normas
Entra en El País para participar