Infraestructuras

Aena abre su plan inversor 2022-2026 con las plantas solares de Barajas y El Prat

Licitará por 100 millones una fotovoltaica de 142 MW en Madrid y el parque de Barcelona tendrá 12 MW y sale en 10 millones

El presidente de Aena, Maurici Lucena.
El presidente de Aena, Maurici Lucena.

El ambicioso plan fotovoltaico de Aena, por el que la compañía prevé generar un volumen de energía que cubra el consumo de la red de aeropuertos en 2026, recibe esta semana el gran banderazo de salida. Los proyectos para los dos principales aeropuertos de la red, Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, salen a licitación con obras que se alargarán durante 50 meses. Antes fue puesta en marcha, en diciembre de 2020, la pequeña planta fotovoltaica de Fuerteventura (1 MW).

Los concursos prometen generar fuerte interés. Aena selecciona constructoras para ejecutar el proyecto y después ocuparse ella misma de la operación de las instalaciones. También necesitará externalizar el mantenimiento. Destaca el macroproyecto de Madrid, con 142 megavatios (MW) de potencia instalada sobre más de 300 hectáreas de suelo. Fuentes conocedoras de los detalles del concurso explican que en el aeropuerto se ha reservado espacio en distintas parcelas para albergar unas 235.000 placas solares.

En el momento de la presentación del plan fotovoltaico se habló de la generación de energía en Barajas equivalente al consumo de más de 60.000 hogares. El presupuesto base de licitación supera ligeramente los 100 millones de euros. Está previsto que la evacuación de electricidad al sistema se acometa a través de un acuerdo con Red Eléctrica.

El operador tiene presupuestada una inversión de 350 millones en parques fotovoltaicos

En cuanto a la construcción y puesta en operación del parque fotovoltaico de El Prat, el espacio disponible (unas 35 hectáreas) obliga a un menor desarrollo, con 12 MW de potencia instalada a través de 21.000 módulos solares.

El concurso para la infraestructura catalana saldrá con un presupuesto de partida de unos diez millones de euros.

Se trata de las dos primeras iniciativas de calado del plan fotovoltaico de Aena y del estreno del nuevo plan de inversiones 2022-2026, previsto en 2.250 millones de euros, que viene incorporado en el segundo Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA 2).

En el caso de Barajas, Aena tiene en construcción una planta previa de 9,2 megavatios sobre 22 hectáreas para cubrir el 16% de la necesidad anual de energía de las terminales 1, 2 y 3.

Un cuarto del plan

Los dos concursos en ciernes representan algo más del 25% de la potencia instalada que promoverá Aena en un total de 14 aeropuertos de la red. La compañía que preside Maurici Lucena prevé invertir unos 350 millones (la inversión mínima comprometida en el DORA, como proyecto estratégico, es de 141 millones hasta 2026) y ocupar con las placas solares más de 700 hectáreas de suelo. La mayor parte de la financiación la presta el Banco Europeo de Inversiones (BEI), con 315 millones firmados el pasado mes de junio.

Está previsto que las obras en los dos aeropuertos se alarguen durante 50 meses

Incluido en el Plan de Acción Climática de Aena, el programa de plantas fotovoltaicas debería estar completado al cierre del nuevo quinquenio regulado. Las inversiones van con cargo a las tarifas aeroportuarias.

La ventaja para las compañías aéreas es que se construye en base a un coste medio ponderado del capital (WACC) del 6,02%, implantado en el DORA, mientras que los proyectos ofrecen rendimientos superiores al 14%. La diferencia se traduce en ahorros para las usuarias de las infraestructuras de Aena.

El plan fotovoltaico tiene entre sus hitos la producción de 950 GWh por año de energía verde, lo que equivale al consumo de más de 280.000 hogares. Aena se convertirá en la operadora aeroportuaria europea con más potencia renovable instalada, y el proyecto de Barajas no tendrá prácticamente comparables en todo el mundo.

Los citados 950 GWh/año calcan el consumo eléctrico en un ejercicio récord de tráfico como fue 2019. El actual contexto de tráfico afectado por la pandemia motivó que la solicitud en 2021 haya estado en el entorno de los 700 GWh.

El parque previsto para Madrid-Barajas generará 212 GWh, mientras que el de Barcelona tiene previsto alcanzar casi 20 GWh.

Un programa que creció desde los 230 millones de inversión

Distintas acciones. Para lograr el objetivo carbon neutral en 2026, Aena cuenta con el plan fotovoltaico como principal herramienta. Pero también apuesta por la geotermia, el uso de combustibles verdes, la implantación de tecnología led, la renovación del 100% de la flota de Aena por vehículos sostenibles o la exigencia de medidas de sostenibilidad en servicios como el del handling de rampa.

Más ambicioso. El plan de energías renovables de Aena partió con una inversión de 230 millones de euros y el objetivo de generar el 70% de la energía que consumen los aeropuertos. Con la crisis sanitaria ya desatada, la iniciativa creció hasta los 350 millones de euros de inversión y el 100% de autoabastecimiento.

Factura. El ahorro buscado por Aena podría superar los 75 millones de euros anuales que gasta en luz. Acciona, Endesa e Iberdrola son los proveedores de energía de origen renovable del gestor aeroportuario tras imponerse en el concurso para el año 2020, prorrogable un ejercicio. Ya para 2022 las adjudicatarias son Endesa (todos los aeropuertos de la red excepto los de Canarias) e Iberdrola (Canarias y en el grupo de suministros de baja tensión).

Normas
Entra en El País para participar