La venta de Altice Portugal nutriría la máquina de fusiones de Drahi

CVC y Blackstone podrían pagar 7.000 millones por el negocio del magnate, que los usaría para adquirir Eutelsat

Patrick Drahi, fundador de Altice.
Patrick Drahi, fundador de Altice. reuters

La máquina de fusiones y adquisiciones de Patrick Drahi debe repostar. CVC y Blackstone podrían estar dispuestos a pagar hasta 7.000 millones de euros por el negocio de telecomunicaciones portugués del magnate, según Bloomberg. Ello permitiría al propietario de Sotheby’s disponer de dinero en efectivo para lanzarse a por la francesa Eutelsat. Y gracias al rápido despliegue de fibra de banda ancha de Altice Portugal, los barones del capital riesgo pueden obtener un buen rendimiento.

El país ibérico ha sido una fuente de ingresos muy fructífera para el imperio de telecomunicaciones Altice Europe de Drahi, que la excluyó de Bolsa a principios de este año. Hace dos años, vendió algo menos de la mitad de su red portuguesa de fibra óptica ultrarrápida a Morgan Stanley Infrastructure Partners por un valor empresarial de 4.600 millones de euros, o 20 veces el ebitda. Es poco probable que el negocio restante –una mezcla de fibra, línea fija y móvil– alcance un múltiplo tan elevado. El precio que se ha comunicado equivale a poco más de 8 veces el ebitda de Altice en 2020, tras anualizar la cifra de los últimos nueve meses.

No es una ganga. El año pasado, la unidad británica de Telefónica, O2, y el negocio de cable de Liberty Global, Virgin Media, basaron su joint venture al 50% en un múltiplo de 7,5 veces. Pero, a diferencia de las operaciones portuguesas de Drahi, esa entidad todavía tiene que gastar miles de millones de libras para actualizar la red de Virgin a la fibra. Drahi ya ha realizado gran parte del trabajo en Portugal, que tiene una cobertura de banda ancha de fibra de aproximadamente el 80%, según la Comisión Europea.

Ello significa que un nuevo propietario de capital privado podría reducir gradualmente los gastos de capital. El año pasado, las inversiones representaron el 22% de los ingresos. Supongamos que esa cifra se reduce al 10% en cinco años, que las ventas aumentan un modesto 2% y que el margen de ebitda se mantiene en torno al 40%. Blackstone o CVC Capital Partners podrían entonces obtener una conveniente tasa interna de retorno del 19% en 2026 si financian la compra con una deuda equivalente a 6 veces el ebitda y venden por el mismo múltiplo de valoración de 8 veces.

Las firmas de inversión Apollo Global Management y EQT, así como MásMóvil, también se encuentran entre los posibles ofertantes del negocio. Un portavoz de Altice Europe afirma que el negocio portugués no está en venta.

La operación permitiría a Drahi reponer sus fondos. La francesa Eutelsat dijo el mes pasado que había rechazado una oferta de 2.800 millones de euros del multimillonario. Las acciones de Eutelsat cotizan un 3% por encima del precio de la oferta de Drahi, lo que sugiere que los inversores esperan que endulce la oferta. Una venta portuguesa potencialmente satisfactoria para ambas partes hace que el optimismo parezca bien fundado.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías