Indicadores económicos

El crecimiento empresarial de la zona euro sigue frenándose en octubre con los precios disparados

El PMI compuesto de gestores de compras cae a 54,3, mínimo en seis meses, frente al 56,2 de septiembre

Fábrica de montaje en Navarra.
Fábrica de montaje en Navarra.

La actividad empresarial de la zona euro continuó ralentizándose en octubre debido a que las empresas se enfrentan a un aumento de los costes por las limitaciones de la cadena de suministro, al tiempo que aumentan las presiones en los precios.

El Índice Compuesto de Gestores de Compras, elaborado por IHS Markit, un buen indicador de la salud económica general, cayó a su mínimo de seis meses al situarse en octubre en 54,3 frente a los 56,2 de septiembre. El dato, aunque sigue cómodamente por encima del umbral de 50 que separa la expansión de la contracción, es inferior al 55,2 esperado por el consenso.

"La desaceleración en octubre significa que la zona euro comienza el cuarto trimestre con el ritmo de crecimiento más débil desde abril", dijo Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit. "Aunque la tasa global de crecimiento económico se mantiene por encima de la media a largo plazo, los riesgos parecen inclinarse a la baja a corto plazo, ya que la pandemia sigue perturbando las economías y haciendo subir los precios", añadió.

Los cuellos de botella en la cadena de suministro causados por la pandemia de coronavirus, junto con la escasez de conductores de vehículos pesados, hicieron que el índice de precios de los insumos aumentara a 73,1 desde 70,9, el nivel más alto desde que se inició la encuesta a mediados de 1998.

El PMI de la industria de servicios cayó a 54,7 desde el 56,4 anterior, su nivel más bajo desde abril, y por debajo del nivel de 55,5 del consenso de Reuters. Sin embargo, las empresas contrataron personal al ritmo más rápido desde hace más de 14 años. El índice de empleo subió a 56 desde 54,1.

Por su parte, la actividad manufacturera siguió siendo sólida y el PMI de fábrica bajó ligeramente de 58,6 a 58,5, aunque el índice que mide el PMI compuesto bajó a 53,2 desde 55,6, su nivel más bajo desde junio de 2020.

Los precios de las materias primas que necesitan las fábricas aumentaron a un ritmo récord y, aunque los fabricantes trasladaron parte de esos costes a los clientes, fueron incapaces de transferir toda la carga. El índice de precios de producción subió a 72,3 desde 70,4, su nivel más alto desde que IHS Markit comenzó a recopilar los datos a finales de 2002.

"Los precios medios de venta de bienes y servicios están aumentando a un ritmo sin precedentes en más de dos décadas, lo que inevitablemente se traducirá en un aumento de los precios al consumo en los próximos meses", dijo Williamson.

Esto sugiere que el reciente aumento de la inflación no se disipará, lo que refuta la opinión del Banco Central Europeo de que el repunte sería transitoria.

Normas
Entra en El País para participar