Inmobiliario

La Audiencia Nacional obliga a Haya a pagar bonus a sus empleados pese al Covid-19

El ‘servicer’ del fondo Cerberus ha recurrido al Supremo la decisión, que afecta a parte de la plantilla

La Audiencia Nacional obliga a Haya a pagar bonus a sus empleados pese al Covid-19

La pandemia de Covid-19 no es excusa suficiente para eliminar el bonus de los empleados. La Audiencia Nacional ha fallado en contra de Haya Real Estate, servicer bancario propiedad del fondo estadounidense Cerberus, y le obliga a pagar el variable a parte de su plantilla, la procedente de la empresa Divarian, ya que esos trabajadores cumplieron con sus objetivos.

El fallo, al que ha tenido acceso Cinco Días, da la razón a los sindicatos UGT, CC OO y CGT, que presentaron una denuncia por el incumplimiento de Haya. Este gestor de inmuebles para entidades financieras y Sareb comunicó a los empleados a principios de 2021 que debido a la pandemia no se había cumplido el requisito relacionado con la consecución del ebitda (beneficio antes de impuestos y amortizaciones) y, por tanto, no abonaría el bonus.

Esa supresión afectó también a 171 empleados procedentes de Divarian, un servicer ligado anteriormente a BBVA y que Cerberus había integrado en Haya. Los sindicatos, sin embargo, explicaban en su reclamación que esos trabajadores tenían en 2020 un sistema diferente de retribución variable, y que la compañía decidió unificar en 2021.

La empresa comunicó a inicios de este año que suprimía la retribución variable “dadas las extraordinarias e imprevisibles circunstancias que han tenido lugar durante 2020 como consecuencia de la crisis sanitaria”. Sin embargo, la sentencia fechada el 27 de septiembre, recoge que el percibo del variable de esos empleados “en ningún caso se vinculaba a cifra alguna del ebitda”. La Sala de lo Social, con ponencia del magistrado José Pablo Aramendi, reconoce que la controversia queda centrada en si el empresario puede en 2021 alterar las condiciones que se generaron en 2020 y concluye que hay jurisprudencia en sentido contrario. Por eso, deja sin efecto la decisión tomada unilateralmente por la firma de Cerberus, reconociendo el derecho de cobro.

Desde Haya se indica que se ha recurrido la sentencia al Supremo y que ningún empleado ni directivo ha cobrado bonus por el ejercicio de 2020. Esta empresa cerró recientemente un ERE que afectó a 136 trabajadores. En la actualidad emplea a 850 personas.

En 2020, la empresa transaccionó 2.384,2 millones de euros en venta de activos, generando 177 millones en ingresos y pérdidas por 19 millones.

Normas
Entra en El País para participar