El Ibex salva los 8.900 puntos pese a China y las presiones inflacionistas

El PIB del país creció en el tercer trimestre por debajo de las previsiones y hace saltar las alarmas del mercado

La Bolsa
Dos personas caminan enfrente de un panel de un bróker japonés. AP

Las Bolsas europeas arrancan la semana con caídas. Los datos macro conocidos en China vuelven a hacer saltar las alarmas, con un crecimiento del PIB del país del 4,9%, por debajo del 5,2% estimado. Los precios de las materias primas, con el petróleo en máximos de casi tres años, y el miedo a que los bancos centrales retiren los estímulos vuelven a provocar la sensación de que la recuperación económica pende de un hilo. Así, los índices del Viejo Continente registran descensos. El Ibex 35 no escapa a la tendencia bajista y aunque logra moderar los descensos registrados con la apertura bajista de Wall Street concluye la jornada con una caída del 0,68%. El selectivo español se aleja de los 9.000 puntos que a punto estuvo de conquistar el viernes y se aferra a los 8.900 puntos.

Durante gran parte de la jornada el selectivo español a punto estuvo de registrar pleno de descensos entre sus integrantes. Pero la moderación registrada en la recta final de la jornada contribuyó a que cuatro cotizadas escaparan a las caídas. Con una subida del 0,94% BBVA fue de lejos el valor más alcista, seguido de cerca por Acerinox (0,21%), Inditex (0,19%) y Viscofan (0,09%). Entre los más bajistas destacó IAG, que bajó 4,11%. Naturgy, en el centro del huracán tras el fin de la opa de IFM, cede un 0,65%, hasta los 23,1 euros por acción.

IBEX 35 8.241,70 -0,71%
EUROSTOXX 50 4.080,15 -0,68%
Petroleo Brent 71,340 2,089%
AUD x EUR 0,6213 0,501%

La renta variable asiática ha sido la primera en sufrir las consecuencias de unos datos débiles. El Hang Seng honkonés ha remontado finalmente un 0,3%, pero el Nikkei ha retrocedido un 0,15%.

Los expertos de Renta 4 explican que China se está viendo afectada por la crisis energética, lo que está provocando paradas de producción en las fábricas, a lo que se añade la situación del sector inmobiliario (Evergrande).

Las tensiones inflacionistas reactivaron los ascensos de las rentabilidades de la deuda. El bono español a diez años subió al 0,48% mientras el alemán al mismo plazo repuntó el -0,148%.

En el mercado de materias primas, el petróleo Brent se mantiene por las nubes, en máximos de tres años, a casi 86 dólares el barril, mientras que el West Texas se sitúa por encima de los 82 dólares. Las subidas superan en ambos casos el 1%. El precio del crudo eleva los temores inflacionistas y sus efectos tanto en las perspectivas de crecimiento y en las políticas monetarias de los bancos centrales.

Normas
Entra en El País para participar