'Delivery'

Glovo inaugura su 'hub' tecnológico en Madrid para desarrollar mejoras en su aplicación

El centro, que se suma a los que ya tiene la compañía en Barcelona, Varsovia y Kiev, va a contar con un equipo de más de 100 profesionales

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, durante la inauguración del nuevo centro de Glovo.
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, durante la inauguración del nuevo centro de Glovo.

Glovo, la startup española de reparto a domicilio, ha inaugurado este jueves su hub tecnológico de Madrid. El centro de desarrollo, anunciado el pasado abril, es el cuarto de la compañía y se suma a los que ya tiene en Barcelona, Varsovia y Kiev. Durante el evento, al que ha asistido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, la empresa ha explica que la instalación contará con un equipo de más de 100 profesionales y se encargará de diseñar y desarrollar mejoras en la aplicación de Glovo para posteriormente implementarlas en los 23 países en los que opera la empresa.

El hub está ubicado en las nuevas oficinas en las que Glovo se ha instalado Madrid, en el barrio de Chamberí. En el último año, el equipo que la compañía tiene en la capital de España ha pasado de 40 a 150 profesionales y la previsión para 2022 es superar los 200 empleados. 

Elisa Caballero, actual Directora Global de Estrategia de Ingeniería en Glovo, será la encargada de dirigir el centro madrileño. La directiva ha señalado que la decisión de elegir Madrid entre las más de 900 ciudades en las que está presente la compañía obedece a "la alta densidad de talento tecnológico que estudia y trabaja en la ciudad". Caballero ha añadido que la multinacional española "quiere posicionar Barcelona, Madrid y el conjunto del país como un referente tecnológico a nivel europeo”.

Los responsables de Glovo han destacado que van a seguir ampliando la presencia de la compañía en España, donde cerrará este 2021 con operativa en 400 nuevas ciudades y con un 80% de cobertura en el territorio nacional. Para el primer semestre de 2022, la compañía planear sumar al menos otras 100 ciudades más. 

Diego Nouet Delgado, director general de Glovo para España y Portugal, ha recordado durante el acto que "Glovo ofrece una vía de digitalización para todo tipo de establecimientos y queremos que lo sea también para todo tipo de ciudades. Nuestra estrategia de expansión se ha centrado en el último año en las ciudades medianas y pequeñas y vamos a seguir trabajando en 2022 para seguir ampliando nuestra presencia por todo el país”.

La compañía, fundada en 2015 y con sede en Barcelona, está presente ya en más de 900 ciudades en 23 países. Glovo, inmersa en ajustes laborales tras la entrada en vigor de la Ley Riders el pasado agosto, ofrece servicios de diferentes categorías como alimentación, parafarmacia, regalos y ropa.

Durante la inauguración del centro, Ayuso defendió el modelo riders, utilizado por plataformas de delivery como Glovo, y afirmó que la Comunidad de Madrid es la única que se ha pronunciado en contra de que se prohíba a estos empleados permanecer como autónomos porque “entendemos que es una manera de poner barreras al mercado laboral y de impedir una opción que da oportunidades a 30.000 repartidores dados de alta y que pueden compatibilizar su vida laboral con otras actividades”.

En el acto también han estado presentes Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid; Ángel Niño Quesada, concejal del Área de Innovación y Emprendimiento del Ayuntamiento de Madrid; César Tello, director Digital de Adigital, y Carlos Mateo, presidente de la Asociación Española de Startups.

Glovo, que ya cuenta con la asesoría de Morgan Stanley y de Uría Menéndez para dar los pasos previos para su salto al parqué en 2022, según informó CincoDías, cerró el pasado abril su última ronda de financiación por 450 millones de euros, disparando su valoración a más de 2.000 millones. La empresa cerró su ejercicio de 2020 con una facturación global de 360 millones de euros (frente a los 128 millones de 2019) y unas pérdidas de 51,4 millones, lejos de los 238,5 millones de un año antes. En España, Glovo cerró 2020 con unos ingresos de 140,5 millones frente a los 103,6 millones de 2019 y unas pérdidas de 50,6 millones frente a los 124 millones del año anterior.

Normas
Entra en El País para participar