Crece la madurez digital de los directivos con la seguridad como prioridad

Las habilidades más integradas son las operativas y de uso individual, pero fallan las que tienen que ver con la creatividad e innovación

Crece la madurez digital de los directivos con la seguridad como prioridad
Getty Images

La transformación digital de los directivos ha aumentado en el último año y medio a causa de la pandemia, que los ha obligado a adoptar modelos de trabajo donde la tecnología ha sido la protagonista. Además, en la mayoría de los casos (el 60%) es la propia dirección general quien lidera las estrategias digitales, en vez de delegarlo a un área específica como la de marketing (26%) o la de negocio y tecnología (11%).

Esta es una de las principales conclusiones del III Informe de Nivel Digital Directivo en España 2021, elaborado por la escuela de negocios EADA. En la tercera edición del estudio, que se realiza cada tres años, se constata que la transformación digital es un elemento estratégico cada vez más importante para las empresas. De hecho, el 88% de las organizaciones encuestadas reconoce que han acelerado su digitalización para dar respuesta a los nuevos desafíos que plantea la crisis sanitaria y para el 80% la seguridad se ha convertido en prioridad durante ese proceso.

Los datos del estudio demuestran que ha habido un claro avance en estos cinco años en la puesta en marcha de protocolos, políticas y marcos de actuación que las empresas definen para sus profesionales en el entorno digital. Mientras que antes de la pandemia solo el 47% aseguraba contar con ellos, ahora la cifra asciende al 64%.

Aun así, la nota de madurez digital de los directivos (6,5 sobre 10 en comparación con el 5,7 de 2018) sigue siendo muy mejorable. Las habilidades más integradas en su día a día son las operativas y de uso individual, según indica el profesor encargado de liderar la investigación, Ramón Costa. “Si bien han mejorado las habilidades en los ámbitos de la comunicación, el liderazgo o la productividad, no podemos decir lo mismo en los ámbitos relacionados con todo aquello que tiene que ver con marca, prestigio y reputación. Y lo más importante, nos queda mucho para mejorar en lo que tiene que ver con la creatividad e innovación, la puesta en marcha de nuevos modelos de negocio o las estrategias de relación con nuestros clientes y el entorno”, advierte.

La cuestión es si en el próximo informe, dentro de tres años, esta tendencia alcista se conserva al mismo ritmo o es solo un espejismo postpandemia. "Todo haría pensar que el avance no mantendrá este nivel de incremento o aceleración, pero sí que es cierto que los directivos cada vez están más preparados para afrontar los retos del entorno digital", concluye el profesor.

Normas
Entra en El País para participar