El tipo mínimo de Sociedades y la rebaja de bonificaciones a grandes caseros arrojará 421 millones

La recaudación por IRFP superaría los 100.000 millones de euros

El Gobierno se da margen para prorrogar las rebajas fiscales de la luz que ya habrían ahorrado a las familias 2.000 millones este año

El plan presupuestario de 2022.
El plan presupuestario de 2022.

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022, presentado hoy por el Gobierno ante el Congreso de los Diputados, incorpora como principal novedad tributaria la fijación de un tipo mínimo del 15% en el impuesto de Sociedades, cuyo efecto será mayor en 2023 que el año próximo, mientras que deja un margen para seguir rebajando la fiscalidad de la luz prorrogando una batería de medidas que ya han ahorrado 2.000 millones a las familias este año.

Así se deriva de la presentación realizada este miércoles por la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, que ha detallado que en el ámbito de la recaudación tributaria, se espera un incremento del 8,1% en 2022 pese a que el crecimiento nominal del PIB sería del 8,6%. Cinco décimas de diferencia que dejan a las cuentas un margen para seguir aplicando rebajas a los distintos gravámenes sobre la electricidad.

Por impuestos, los ingresos por IRPF van a alcanzar 100.132 millones de euros, una subida del 6,7%. “Tienen que tener en cuenta que los ingresos por IRPF no han caído durante la crisis sanitaria y económica, hemos mantenido el nivel de renta de la mayor parte de los ciudadanos”, ha subrayado Montero, aseverando que esta circunstancia ha protegido la recaudación de 2020, 2021 y 2022. Al no haberse producido cambios normativos, el aumento de recaudación del IRPF viene dada por un incremento de las rentas de las familias y de los puestos de trabajo. Incide eso sí la subida

En Sociedades, los ingresos previstos para 2022 ascienden a 24.477 millones, un 11,8% más, gracias a la mejora de los beneficios empresariales, la limitación al 95% de la exención de dividendos y plusvalías vigentes desde 2021

En el tipo mínimo del 15% en Sociedades es la gran novedad tributaria de estos Presupuestos y su efecto será mayor en 2023 que en 2022, ha avanzado Montero. Afectará a los grupos consolidados y empresas con facturación superior a 20 millones de euros. Las cuotas que pagan las empresas, aplicando reducciones, no podrán dar lugar a un tipo inferior al 15% sobre la base imponible. Como resultado, se captarán unos 400 millones adicionales de 1.070 grandes compañías. Eso sí, dado el sistema de pagos fraccionados y liquidación, se espera que la aportación en caja sea de 50 millones en 2022 retrasando el resto a 2023.

El tipo mínimo ya se incluyó en el proyecto de Presupuestos de 2019, que no salió adelante al tumbarlo el Congreso de los Diputados, y el Gobierno lo relanza ahora en el marco del pacto global de la OCDE y el G-20 para impulsar ese tipo mínimo a escala internacional.

De otra parte, como avanzó este diario, en el marco de la ley de vivienda que ultima ele Ejecutivo se reduce la bonificación de las sociedades de alquiler de vivienda que pasa del 85% al 40%. El cálculo de Hacienda es que el tipo mínimo de Sociedades y la reducción de bonificaciones a grandes caseros arrojarán 421 millones más de ingresos públicos.

En el caso del IVA se va a producir un repunte del 9,5%, mejora que sobre todo se debe al crecimiento del consumo. Por su parte, los Impuestos Especiales crecerán un 8,2% hasta 21.843 millones. Hidrocarburos que representa más de la mitad recaudará un 7% más hasta los 12.418 millones.

En el impuesto especial de la electricidad, que pesa un 6,6% del total, se espera una mejora recaudatoria de unos 400 millones. La estimación es con la legislación vigente, suponiendo la rebaja fiscal aprobada para atajar la escalada de precios de la luz un ahorro de 2.000 millones de euros a familias, autónomos y empresas. Básicamente la rebaja del 21% al 10% del IVA eléctrico, la suspensión del tributo de generación eléctrica y la rebaja del 5,1% al 0,51% del impuesto especial sobre la luz.

Montero ha asegurado que las cuentas incluyen "holgura" suficiente como para prorrogar este tipo de medidas si hiciera falta a lo largo de 2022, con un coste anual de entre 4.000 y 4.500 de euros, ha estimado.

En paralelo, se reducen de 2.000 a 1.500 euros el límite deducible de aportaciones a planes de pensiones individuales, a la vez que se elevan de 8.000 a 8.500 las de los planes de empresa. Además, el límite de 8.500 será aplicable no solo a las contribuciones empresariales sino a las aportaciones que realice el trabajador al plan de empresa.

Finalmente, se prorroga un año más la posibilidad de que los autónomos sigan sujetos al sistema de tributación por módulos, lo que les permite ahorrar unos 115 millones, según los cálculos de Hacienda.

Montero ha anunciado que van a incluir en el impuesto de actividades económicas un apartado para la tributación de periodistas.

En otro orden de cosas, Hacienda ha anunciado que elevará la dotación de la Agencia Tributaria hasta los 1.700 millones, la mayor que ha registrado hasta la fecha, a fin de reforzar a la inspección y la lucha contra el fraude fiscal.

Normas
Entra en El País para participar