La OPV verde de Eni muestra una moderación adecuada

Podría valer 8.600 millones, por debajo del múltiplo de Orsted y de los 10.000 millones de los que se ha hablado

Gasolinera de Eni en Roma.
Gasolinera de Eni en Roma. reuters

Claudio Descalzi se sube a la montaña rusa de las ofertas públicas de venta de energías renovables. Al intentar sacar a Bolsa una parte de la rama de energía renovable de Eni, con una valoración de hasta 10.000 millones de euros, según las informaciones, el jefe de la empresa italiana de petróleo y gas, valorada en 43.000 millones, se adentra en el mismo terreno que han pisado este año con resultados dispares algunos de sus rivales europeos. La suya debería de ir un poco mejor.

A principios de año, las astronómicas valoraciones de las generadoras de energías renovables, como la danesa Orsted, hacían salivar a cualquier consejero delegado con ambiciones ecológicas. Sin embargo, los inversores están rechazando las valoraciones excesivamente agresivas. La disgregación de las energías limpias de Acciona salió a Bolsa en junio en el extremo inferior de la horquilla prevista para la OPV. El grupo español de energía renovable Opdenergy, cuyos planes contenían una buena cantidad de deseos, retiró su plan de cotización en mayo. Teniendo en cuenta los antecedentes, Descalzi probablemente haya estado reflexionando sobre cuándo actuar.

En este momento, la división verde de Eni es poco más que un canal minorista que genera casi todo su ebitda previsto, de 600 millones de euros este año. Pero eso está cambiando. La unidad tiene 2 gigavatios de energía eólica y solar ya instalados o en construcción este año, o un tercio de su objetivo para 2025, más 3 gigavatios que considera garantizados. Para 2024, es razonable suponer que el 30% de su objetivo de ebitda, de 1.000 millones de euros, podría proceder de la generación de energía limpia.

La vinculación de los 10 millones de clientes minoristas de Eni con el negocio de generación de energía eólica y solar, que requiere una gran inversión, podría ofrecer una estructura más sólida que un grupo de generación verde novato. Pero es probable que los múltiplos sean más bajos. Si se asigna un múltiplo de 8 veces al ebitda previsto para 2024 en la rama minorista, más o menos la media de sus homólogas, incluidas A2A y E.On, el segmento se valoraría en 5.600 millones de euros. El negocio de generación de energía, sin embargo, podría cotizar a 10 veces su ebitda, o 3.000 millones. Ello daría a toda la unidad un valor empresarial de al menos 8.600 millones de euros.

Eso supondría un gran descuento con respecto al múltiplo de 17 veces el ebitda de 2024 al que cotiza el gigante verde Orsted, y a las 10 veces que supondría un precio de 10.000 millones para toda la división. Pero teniendo en cuenta la inestable acogida que han tenido las OPV verdes este año, probablemente merezca la pena ser cautelosos.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías