Campaña de resulados

Las firmas del S&P frenarán beneficios y afrontan en sus márgenes la crisis energética

Será aun así el quinto trimestre consecutivo al alza, la mejor racha desde 2005. El mercado prevé que ganen el 29% más interanual

Las firmas del S&P frenarán beneficios y afrontan en sus márgenes la crisis energética pulsa en la foto

En un contexto dominado por el alza de los precios energéticos y las presiones inflacionistas, las empresas estadounidenses desfilarán en las próximas semanas por la pasarela de resultados, en una ronda de presentaciones que empieza este miércoles con las cuentas de JP Morgan. Después del éxito logrado en trimestres pasados, los inversores confían en que los resultados contribuyan a despejar las dudas y ayuden a las Bolsas a prolongar las subidas, aunque las cuentas trimestrales también serán un primer y codiciado indicador sobre el impacto que la crisis energética y el alza de precios van a tener en los márgenes empresariales.

Esta vez no se espera el paseo triunfal de los resultados del primer semestre. Como señala el consenso del mercado, el crecimiento de beneficios e ingresos será muy inferior al de los dos primeros trimestres de 2021. Según datos de Refinitiv proporcionados por Macroyield, se prevé que las cotizadas del S&P 500 ganen a septiembre un 29,4% más que en el mismo periodo de 2020, por debajo del alza del 96,3% interanual del segundo trimestre. Los analistas de Morgan Stanley advierten que las ganancias del consenso no han descontado completamente las limitaciones en las de cadenas de suministro, lo que complica que las cotizadas superen las estimaciones.

Aunque estas menores ganancias podrían pesar en el ánimo de los inversores, los analistas sostienen que la moderación no es un síntoma de desaceleración sino de normalización. Los dos primeros trimestres del año se comparaban con los momentos más críticos de la pandemia, un periodo durante el cual la actividad económica se paralizó. Con moderación incluida, Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities, señala que el tercer trimestre de 2021 “supondría el quinto trimestre consecutivo en el que las cotizadas del S&P 500 aumenten sus beneficios en tasa interanual, la mejor racha desde 2005”.

Pero más que de las cifras en sí, los inversores estarán muy pendientes de lo que digan las compañías sobre el impacto que están teniendo en sus producciones, sus ventas y sus márgenes los cuellos de botella que se están registrando en las cadenas de suministro, así como el fuerte aumento de los costes energéticos, las dos grandes amenazas para la economía en las últimas semanas. Todo ello se está traduciendo en un alza de la inflación y el consiguiente aumento de costes, algo que resta competitividad a las compañías al ver reducidos sus márgenes y que contrasta con la tendencia que venía imperando en 2021, un periodo en el que las empresas estadounidenses habían logrado mantener unos márgenes de beneficio en niveles récord porque han recortado costes y han trasladado los altos precios a sus clientes. La incógnita ahora es por cuánto tiempo podrán seguir haciéndolo.

Más allá del sector energético, que se ve favorecido por el alza de los precios del crudo, las empresas que mejor pueden resistir en el entorno actual son aquellas capaces de trasladar el alza de los costes al precio de los productos finales. El problema es que, en el actual entorno de crisis energética, la capacidad de gasto de los consumidores también se ve mermada. Así, compañías como las aerolíneas y la industria ven en los precios actuales de la electricidad y los combustibles una evidente amenaza para sus márgenes. “Cualquier revisión a la baja de las expectativas será duramente castigada por los inversores, mientras que las compañías que sean capaces de revisar al alza las mismas en el actual entorno macroeconómico serán premiadas”, remarcan desde Link Securties.

La moderación que se espera en el crecimiento de beneficios se traslada a los ingresos. El consenso del mercado espera que las cotizadas del S&P 500 eleven un 14,1% su facturación. Como ocurre con los beneficios, las energéticas (57,8%) y empresas que operan en el sector de las materias primas (28,4%) se situarán a la cabeza.

 Las primeras advertencias sobre las ventas

El pistoletazo de salida a la campaña de resultados lo darán las cuentas de JP Morgan el miércoles y las de Citigroup, Bank of America, Morgan Stanley y Wells Fargo, el jueves. Hasta el momento han publicado menos del 5% de las firmas del S&P 500, con Nike y FedEx como las más destacadas. La firma de ropa deportiva rebajó sus previsiones de ventas para el ejercicio fiscal de 2022 y ya advirtió de problemas para la campaña navideña por los retrasos en los suministros, un problema común a los grandes grupos de distribución.

Normas
Entra en El País para participar