Crean la asociación Spain DC

Las empresas de centros de datos suman fuerza en España en pleno boom del sector

Esperan que el país atraiga 5.000 millones de inversión en cinco años. En 24 meses prevén que la industria en España, que espera la entrada de nuevos actores, eleve el rango de potencia de 200 a 500 MW

Ignacio Velilla, el presidente de la Asociación Española de Data Centers, Spain DC.
Ignacio Velilla, el presidente de la Asociación Española de Data Centers, Spain DC.

Las principales empresas de centros de datos en España han puesto en marcha la Asociación Española de Data Centers, Spain DC, para unir fuerzas y dar visibilidad a un sector en pleno auge. Durante los próximos cinco años, España podrá atraer inversiones directas en infraestructuras físicas por valor de 5.000 millones de euros, según han explicado.

El mercado europeo de centros de datos está experimentando un boom de inversiones con más de seis millones de m2 de espacio disponible a finales de junio de 2021, según un informe de Datacenterprincing (DCP), y “España es el país europeo donde más crece el sector”, dice el presidente de la asociación, Ignacio Velilla.

Según DCP, el incremento en nuestro país será del 62%. Esta organización ha analizado la construcción de centros de datos planificada y anunciada en Europa, basándose en 109 proyectos, que suman casi 1,5 millones de m2 de espacio y aproximadamente 2250 MW de potencia. El 54% de los nuevos proyectos se va a concentrar en España, Portugal, Irlanda, Italia y Suiza.

La asociación arranca con nueve socios fundadores (Equinix, Interxion, Global Switch, Data4, DCD, Infraestructure Masons, Nabaix, Quark y Sales4U) y está abierta a cualquier operador de centros de datos con presencia en España y a compañías relacionadas con el sector: operadoras, eléctricas, de tecnología, ingenierías y constructoras.

Velilla explicó ayer que el objetivo de la asociación, que aspira a ser el interlocutor del sector con la Administración y con otras organizaciones privadas, es posicionar a esta industria como un catalizador económico y social y aprovechar la oportunidad de posicionar a España a la vanguardia de esta tecnología, convirtiendo al país en el hub de interconexión del sur de Europa.

“Los centros de datos son infraestructuras básicas para interconectar, almacenar, resguardar y procesar datos a gran escala. Son la base física de todo cuanto ocurre en el ámbito online y, por tanto, una potente palanca de activación económica y atracción de talento e inversión”, añadió. Según Velilla, “cada euro invertido en data centers repercute en 12 euros en el PIB”.

Spain DC ha establecido tres líneas básicas de actuación: sostenibilidad y energía (los centros de datos consumen grandes cantidades de energía y “tenemos una responsabilidad”), educación (para establecer vínculos entre la industria y la educación temprana y universitaria para mejorar la capacitación técnica que necesitarán los futuros profesionales de la industria) y economía digital (“el sector puede hacer una contribución determinante al crecimiento y la transformación energética y digital de la economía española”, según Velilla).

La asociación también buscará solucionar los problemas más comunes a las empresas del sector, la dificultad para acceder a suelo cualificado y a la energía, además de la falta de talento. “No hay una base de datos simple que te permita saber en cualquier momento donde hay potencia eléctrica para desarrollar un datacenter; hoy tienes que hacer la petición a una eléctrica y son procesos largos. Lo que queremos es trabajar con Red Eléctrica Española y con las principales distribuidoras eléctricas del país para que se pueda tener esa información de forma más ordenada y accesible para las diferentes empresas. Y con el suelo pasa algo similar. No hay un mapa accesible de forma fácil que muestre qué desarrollos ha habido de polígonos o zonas industriales donde poder implantar un centro de datos”.

Velilla reconoce que hay países europeos donde es igual de complicado o más que en España acceder a esa información, como Italia, y otros muchos más simple, como Holanda. “Es un tema a trabajar en muchos países no solo en España”.

La asociación, que ya cuenta con más de 15 partners, aspira a convencer a todas las empresas del sector para que se sumen a la iniciativa (muchas ya han mostrado su interés). El presidente de Spain DC asegura que en España solo el universo de operadores de datacenter y empresas de hosting lo conforman unas 100 empresas, “aunque van a venir bastantes más compañías en los próximos años. Pensemos que los despliegues de las grandes empresas de cloud [como Amazon, Microsoft, Google o IBM, que han anunciado recientemente sus regiones cloud en España] van a generar un ecosistema adicional alrededor del datacenter y va a hacer que el negocio siga creciendo, creándose empresas nuevas de centros de datos”.

Velilla no ofrece información sobre la facturación global del sector en España. “Parte de la vocación de la asociación es poner blanco sobre negro la información de qué es lo que hay realmente en España, cuál es la potencia instalada, cuáles son las previsiones y que como país podamos dar una referencia de dónde estamos, una visión económica, y hacia dónde vamos”. Sí ofrece un dato que muestra el impulso de esta industria: “El rango de potencia que tenemos instalada hoy está en torno a los 200 megavatios y la perspectiva es que, en los próximos 24 meses, pasemos a cerca de 500 MW”.

El presidente de la asociación ve clave la creación de la asociación para que “en unos años no haya abandonados datacenters por distintas partes de España”. “Queremos trabajar muy de la mano de la Administración Pública para que seamos sensatos, que pongamos el sentido común y el conocimiento y no empecemos a pensar en construir un centro de datos en cada ciudad española. Es importante que el sector siga creciendo de forma ordenada y vayamos todos alineados en función de lo qué se necesita realmente para generar ese ecosistema y que estemos en el mapa de interconexión mundial”.

Normas
Entra en El País para participar