Repsol eleva en 1.000 millones su inversión en generación renovable hasta 2025

Aspira a una capacidad instalada de 6 GW en 2025 y de 20 GW en 2030

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol.
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol.

Repsol eleva su apuesta por la transición energética y tiene el objetivo de alcanzar una capacidad instalada de renovables de 6 gigavatios (GW) para 2025 y de 20 GW para 2030, lo que supone 800 y 7.300 megavatios (MW) más en comparación con el plan estratégico que presentó en noviembre del año pasado.

De este modo, incrementa en 1.000 millones de euros la inversión en generación eléctrica renovable y en producción de hidrógeno verde. En total, destinará 19.300 millones de euros en el periodo 2021-2025.

Según ha detallado la energética, hasta 6.500 millones de euros irán al desarrollo de proyectos bajos en carbono, frente a los 5.500 previstos inicialmente. De este modo, la inversión destinada a iniciativas bajas en emisiones se situará en el 35% hasta 2025, cifra que aumentará al 45% en 2030.

Actualmente, Repsol planea terminar el año con 1,7 GW de capacidad renovable instalada y con otros 4,7 GW en proyectos en construcción y con alta visibilidad. Así, el indicador de intensidad de carbono de Repsol será ahora del 15% en 2025, del 28% en 2030 y del 55% en 2040 [frente a los anteriores del 12%, 25% y 50% anteriormente]. En una jornada dedicada a la transición energética, el consejero delegado de la compañía, Josu Jon Imaz, ha pedido una “transición justa” hacia las cero emisiones netas en 2050. En su opinión, debe hacerse de la forma más eficiente posible y compatible con el bienestar social de la sociedad.

Por su parte, el presidente de la empresa, Antonio Brufau, ha mostrado su preocupación por que las empresas europeas pueden quedar fuera de competitividad ante la normativas de reducción de emisiones que plantea Europa y que se produzca, por tanto, la tentación de deslocalización para irse a países donde las normas medioambientales sean más laxas.

Repsol también ha aumentado el precio interno de carbono que se aplica a toda nueva inversión. En esta actualización, se diferencian precios por tonelada de CO2 para inversiones dentro de la Unión Europea y el resto del mundo. Así, se fija un precio de carbono de 70 dólares por tonelada en 2025 y 100 en 2030 para la Unión Europea (los valores anteriores eran de 40 en 2025 y 70 en 2040) y de 60 en 2025 en el resto del mundo (anteriormente fijado en 40 dólares).

En la misma línea, ha establecido un objetivo más ambicioso de reducción de la intensidad de emisiones de metano, fijándola en el 0,20% en 2025. Esto supone una reducción del 85% frente a la anterior del 25%. La compañía anunció además objetivos absolutos de reducción de emisiones. Establece el compromiso de reducir en 2030 el 55% de las emisiones en activos operados y el 30% de las emisiones netas.

Asimismo, la compañía tiene el objetivo de producir 2 millones de toneladas de combustibles bajos en carbono en 2030. En el primer trimestre de 2023 está prevista la puesta en marcha de la planta de biocombustibles avanzados de Cartagena, que evitará la emisión a la atmósfera de 900.000 toneladas de CO2 al año.

Normas
Entra en El País para participar