Finanzas

La banca europea vuelve al dividendo: estos son los próximos pagos

Octubre trae un calendario plagado de repartos de dividendos, después de que los bancos retuvieran pagos en 2020 por 28.000 millones de euros a petición del BCE

La banca europea vuelve al dividendo: estos son los próximos pagos
GettyImages

Octubre ha traído el final a las restricciones de la banca europea al pago de dividendos. El BCE permite a partir de ahora a los bancos retribuir a sus accionistas con libertad, después de suprimir los pagos en 2020 y de levantarlos parcialmente en lo que va de ejercicio. Tal limitación permitió retener pagos el pasado año por 28.000 millones de euros que sirvieron para reforzar los balances de las entidades y para concentrar recursos en la concesión de crédito, con el que reflotar la economía.

Los bancos anuncian estos días cuál será su política de dividendos tras la pandemia, con el objetivo de recuperar la retribución previa a la crisis. Los pagos en metálico y las recompras de acciones son las fórmulas más comunes en buena parte de la gran banca europea y también en la española, con los ejemplos de Santander y BBVA. 

Santander: Recompra de títulos y mismo pago en ‘cash’

Santander

Santander desveló esta semana su política de dividendos una vez finalizadas las restricciones del BCE. Prevé repartir el 40% del beneficio ordinario de 2021, en la parte baja de la horquilla del 40% al 50% que había avanzado en marzo, la banda previa a la pandemia. En la era posterior al Covid, el banco ha recurrido por primera vez a la recompra de acciones como fórmula de retribución al accionista, que ahora se dividirá por igual entre el pago en efectivo y esa recompra de títulos, por un importe estimado en 841 millones de euros. La entidad abonará un dividendo en metálico de 4,85 céntimos de euro por acción el 2 de noviembre y en el primer trimestre de 2022 anunciará un nuevo pago en efectivo con cargo a los beneficios de 2021, de modo que el dividendo en cash sea similar al pagado en metálico en 2019, con anterioridad a las restricciones. La otra mitad de la retribución que plantea el banco, vía recompras, quedará sujeta a la marcha en Bolsa. El valor sube el 106% en el último año pero aún no recupera todo el terreno perdido con la pandemia.

BBVA: Menor ‘pay-out’ pero todo en metálico

BBVA

BBVA ha avanzado que el porcentaje del beneficio de 2021 que destinará al reparto entre los accionistas oscilará del 35% al 40%, inferior al pay-out cercano al 50% de 2019. Si bien, será todo en metálico. Abonará un primer pago en cash a cuenta de 2021 el próximo 12 de octubre, por 0,08 euros por acción –lo que supone un descenso del 20% frente al pagado en octubre de 2019, antes de la pandemia–. Y a este se añadirá otro complementario pagadero en abril del año próximo. Además, el banco tiene previsto lanzar en noviembre un programa de recompra de acciones por el 10% de su capital y para el que espera recibir en breve luz verde del BCE. Será la fórmula con la que dar salida al holgado exceso de capital del que disfruta la entidad después de la venta el pasado año de su negocio en EE UU y que no llegó a canalizar hacia una fusión con Sabadell. Su posición de solvencia ha contribuido a impulsar con fuerza al valor, que sube el 160% desde los mínimos de 2020 y ha logrado su reingreso en el índice Euro Stoxx 50, del que fue expulsado en septiembre de 2020.

CaixaBank: La mitad del beneficio y en efectivo

CaixaBank

La integración con Bankia y el haber logado un beneficio extraordinario de 4.181 millones en el primer semestre fueron ingredientes suficientes para que CaixaBank anunciara en julio la vuelta a su política de dividendos, ofreciendo un pago en efectivo por la mitad de su beneficio, por encima de lo esperado por los analistas. La entidad prevé realizar un único pago que, según las estimaciones de FactSet se situaría en los 0,12 euros por acción, lo que supone una rentabilidad por dividendo prevista para este año del 4,44%.
El banco juega a favor para el pago en metálico de su dividendo, del que el Estado recibirá el 16,1% por su participación, con su nivel de solvencia. A cierre de junio la ratio de capital tier 1 se situaba en el 12,9%. Como el conjunto del sector bancario CaixaBank logra dejar atrás los mínimos de 2020 y recupera en Bolsa un 75%. Solo en lo que va de año sus acciones se revalorizan un 25,7%, avance que según el consenso podría ampliarse un 17%, hasta los 3,09 euros de precio objetivo que maneja el consenso de mercado. La acción cotiza pese a las subidas con un descuento de casi el 40%.

Bankinter: El primero en repartir el beneficio a junio

Bankinter

Se convirtió en la primera entidad en comunicar su nueva política de retribución al accionista una vez que se levantara el veto del BCE a los dividendos de la banca. Tanto es así, que ya ha pagado. Lo hizo el viernes con un reparto de 0,1332 euros brutos por cada acción, con cargo al primer semestre. La entidad distribuye, así, a sus accionistas en este primer pago con cargo al presente ejercicio un importe íntegramente en efectivo de 119,78 millones de euros, un 168% más que el importe distribuido con cargo a todo el ejercicio de 2020, que fue de 44,72 millones de euros. El único pago realizado el año pasado tuvo lugar en marzo cuando entregó 0,0976 euros brutos por título. La retribución al accionista de Bankinter aún está lejos de la llevada a cabo en 2019 cuando el banco repartió 0,30 euros brutos por acción distribuidos entre cuatro pagos. El banco, cuyas acciones suben un 55% en Bolsa en el año, pretende volver al pay-out previo a la pandemia, con lo que repartirá a sus accionistas el 50% del beneficio.

Sabadell: Regreso a los pagos y en metálico

Sabadell

Con más del 100% de alza en Bolsa, Banco Sabadell es la estrella del Ibex este año. El valor recupera casi todo lo perdido a raíz de la crisis provocada por la pandemia, aunque aún cotiza con descuento del 70% sobre valor en libros. La entidad pagó en abril de 2020 el último dividendo, de 0,02 euros por acción. Desde entonces, los accionistas no han percibido ningún pago –en un tiempo plagado de incertidumbre sobre la viabilidad del banco en solitario–, aunque Sabadell anunció en la presentación de resultados del primer semestre su intención de recuperarlo con cargo a 2021, para abonar el 30% del beneficio en efectivo. Según Bloomberg, la entidad pagará cupón antes de que termine el año. Su dividendo previsto es 0,008 euros. Algunos brokers están mejorando sus previsiones para la entidad. Uno de los últimos ha sido Alantra, que reitera la recomendación de comprar por el favorable entorno macro, el esfuerzo en conseguir mejorar la eficiencia y por una mejor asignación de capital.

Unicaja: Pendiente de la nueva etapa con Liberbank

Unicaja Banco

El pasado 17 de septiembre Unicaja abonó 0,002 euros por acción con cargo a los resultados de 2020, un pago que corresponde al segundo tramo del dividendo con cargo a las cuentas del pasado ejercicio. Las miradas están puestas ahora en las novedades en política de remuneración en la nueva etapa de entidad fusionada con Liberbank. “Teniendo en cuenta que está en pleno proceso de integración con Liberbank, es posible que el pay-out que se anuncie en el corto plazo no sea muy alto,”, señala Nuria Álvarez, analistas de Renta 4. No obstante, en la última presentación de resultados la entidad dio algunas pinceladas de cómo será la retribución al accionista. Según lo detallado, el banco prevé destinar al dividendo el 50% del beneficio a medio y largo plazo. A la espera de que Unicaja concrete sus intenciones, las estimaciones con las que trabajan los analistas apuntan a una notable mejoría en la rentabilidad por dividendo y la fijan en hasta el 8% para 2024. El valor sube en el año el 25% pero cotiza todavía con un descuento del 65%.

Nordea: Pagos en abundancia y acción en máximos

Nordea

Después de haber suspendido el reparto de dividendos en 2020, la entidad vuelve con fuerzas renovadas y en 2021 abonará dos pagos. El primero de 0,07 euros por acción que abonó en marzo y un segundo de 0,72 euros por título que repartirá el 12 de octubre. El banco sueco es una de las entidades europeas más generosas con el accionista. Los pagos anunciados siguen el objetivo de entregar los dividendos no pagados, por las restricciones del regulador, en 2020, a lo que se añade una recompra de acciones por 2.000 millones de euros que ya recibió el visto bueno del BCE y comenzará este mes. Su objetivo de pay-out está en una horquilla entre el 60% y el 70%. Tras haber recuperado un 123% desde los mínimos de 2020 y de que sus acciones coticen en máximos históricos, el consenso del mercado cree que la entidad ha agotado todo su potencial. No obstante, la mayoría de las firmas (69%) mantienen su recomendación en comprar. Goldman Sachs es una de ellas y sitúa a Nordea en cabeza del retorno del capital de la banca europea.

Intesa Sanpaolo: Rentabilidad del 7% este año y el próximo

Intesa Sanpaolo

El consenso de los analistas espera que el 18 de octubre el italiano Intesa Sanpaolo reparta entre sus accionistas 0,0996 euros por acción, importe que se suma a los 0,035 que abonó en mayo, el primer cupón que entregó tras la cancelación del dividendo en 2020. En la actualidad la entidad ofrece una de las mayores rentabilidades por dividendo de la banca europea según las estimaciones que recoge FactSet, del 7,66% este año y del 7,17% para el próximo. Y también un nivel de pay-out elevado, según el consenso, lo que podría despertar el recelo del BCE, que insiste en pedir prudencia al sector en el regreso a la normalidad en el pago a sus accionistas
Pero el dividendo no es el único gancho con el que cuenta el banco. Después de recuperar un 86% desde los mínimos de la pandemia, el consenso de los analistas le otorga todavía un potencial del 2,71%. El 67,7% de las firmas que siguen al valor aconseja comprar, frente al 32,3% que recomienda vender. El banco no cuenta en la actualidad con consejos de venta, de acuerdo al consenso de Bloomberg.

Crédit Agricole: El más rentable por dividendo del sector

Credit Agricole

Con un 7,6% es el banco más rentable por dividendo del sector europeo. Desde 2014, la entidad francesa venía haciendo un pago único al año. El de 2020 fue cancelado pero en 2021, Crédit Agricole ha vuelto a remunerar al accionista. Lo hizo el pasado 9 de junio con un dividendo de 0,8 euros por acción, un 16% por encima del repartido en 2019, en prepandemia, que fue de 0,69 euros. Las agua vuelven a su cauce aunque aún no hay fecha para el próximo reparto del banco francés, cuyo pay-out estimado para 2022 es del 59%. Según las estimaciones de consenso de Bloomberg, Crédit Agricole repartirá un cupón de 0,95 euros por acción en mayo de 2021. De confirmarse este pago, la mejora del dividendo a distribuir sería del 18,7% respecto al repartido este año. El valor cuenta con buenas recomendaciones por parte del consenso Bloomberg ya que no tiene ningún consejo de venta. El 70,8% aconseja comprar y el 29,2% restante cree que es momento de mantener. El potencial es del 28%.

ING: Recompra de títulos por 1.700 millones

ING

El banco holandés, que está en máximos de 2018, recupera su política de retribución al accionista tras el parón impuesto por el BCE. La entidad, que tradicionalmente, venía pagando dos cupones al año, no hizo ningun reparto en 2020. Sin embargo, ya en febrero entregó 0,12 euros brutos por cada acción y el 12 de octubre repartirá 0,48 euros brutos por cada título. La entidad financiera, que es una de las diez entidades con mayor rentabilidad por dividendo estimada para 2022, según el consenso de FactSet, con un 5,4%. Además, el próximo día 5 comienza un programa de recompra de acciones por 1.700 millones de euros. En opinión de Citi, el mercado está subestimando la capacidad de retorno de capital del banco, a pesar de que avanza un 63% en Bolsa este año. “ING tiene un historial de baja morosidad y una sólida posición de capital (CET1~15,5%) y a pesar del rally vivido, cotiza con unos múltiplos de valoración razonables y tiene una reserva de 3.300 millones para pagar dividendos”, explica Bankinter.

Normas
Entra en El País para participar