La compra de vivienda se dispara entre abril y junio a máximos desde 2008

Las operaciones en el segundo trimestre superan las 177.000, un alza de casi el 20% frente a 2019

La compra de vivienda se dispara entre abril y junio a máximos desde 2008
EFE

La compraventa de vivienda en el mercado libre durante el segundo trimestre de 2021 se disparó hasta cifras récord en más de una década, con unos números que no se veían desde 2007, antes del estallido de la crisis financiera de 2008. Entre abril y junio, según los datos actualizados este jueves por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), se registraron en España más de 177.000 operaciones, un aumento del 124% respecto al mismo periodo de 2020, una etapa que puede distorsionar la situación teniendo en cuenta que estuvo indudablemente marcada por la pandemia y las fuertes restricciones a la movilidad. Sin embargo, al compararse con un año base como 2019, el alza es de casi el 20%. Frente a 2018, la subida es de casi el 10%.

Por tipología de vivienda, atendiendo a los datos del Mitma, se produjeron más de 15.000 transacciones de inmuebles nuevos, una subida del 57% respecto al mismo periodo de 2020 y de casi el 20% en comparación con el año previo al Covid-19. Por su parte, la vivienda de segunda mano registró más de 155.000 operaciones, un 139% más que en 2020 y un 23% más que en el ejercicio previo.

Las principales causas detrás de estas subidas se encuentran en la puesta en marcha de todas las operaciones que se paralizaron o pospusieron durante los meses más duros de la crisis sanitaria, produciéndose de esta forma un efecto arrastre que engorda los meses de 2021 a medida que va avanzando el año y se van eliminando paulatinamente las restricciones, a la par que mejora la situación epidemiológica. Junto a la demanda embalsada, hay que tener presente el comportamiento del ahorro forzoso que las familias españolas acumularon durante los meses de la pandemia.

Esta tendencia de fuertes repuntes, a tenor de los datos oficiales que poco a poco van publicándose, parece que continuará durante los próximos meses. Según los datos de transacciones inmobiliarias correspondientes a julio de 2021, dados a conocer la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el séptimo mes del año cerró con un total de 50.258 compraventas, un ascenso mensual del 4,3% y un incremento interanual del 53,5%. Según la serie histórica de Estadística, es la cifra más elevada en más de 13 años, desde abril de 2008, cuando se anotaron 54.800 transacciones.

En paralelo, según los datos publicados este jueves por la sociedad de tasación Tinsa, el precio medio de la vivienda nueva y usada en España subió un 6,1% interanual en el tercer trimestre de 2021, hasta los 1.444 euros por metro cuadrado, con lo que vuelve a niveles de 2012. Esta revalorización "se ve acentuada" por la comparación con el tercer trimestre de 2020, cuando se registraron las caídas de precio como consecuencia del impacto de la pandemia.

La tendencia alcista en los precios de las viviendas se ha impuesto en todas las comunidades autónomas, a excepción de Navarra y de La Rioja, donde ha caído un 1,9% y un 1,2%, respectivamente. Baleares y País Vasco superan la media nacional, con un encarecimiento de la vivienda del 11,9% y del 11,6%, respectivamente.

El informe de Tinsa también concluye que los españoles destinan un 20,8% de sus ingresos familiares para afrontar el primer año de hipoteca. En España, la media de las hipotecas se sitúa en los 135.183 euros, con un pago mensual de unos 591 euros. No obstante, el esfuerzo financiero varía según la zona. En Málaga y Baleares, esa cifra supera el 27%, mientras que en otras provincias como Cuenca, Palencia y Lugo la tasa de esfuerzo financiero queda por debajo del 15%.

En Baleares también se paga la cuota mensual hipotecaria, con 820 euros, seguida de Madrid, 792 euros, y Barcelona, 760 euros. En Castellón se paga la cuota más reducida, con 340 euros.

Normas
Entra en El País para participar