Europa

Verdes y liberales tendrán la llave del Gobierno en Alemania tras la mínima victoria de Scholz

Tanto el líder socialdemócrata como el conservador se ven con posibilidades de formar una coalición y gobernar

Todo sigue abierto en el mapa político de Alemania, tras el casi empate entre los dos principales partidos, el SPD y el bloque CDU/CSU. El Partido Socialdemócrata (SPD) tendría una mínima ventaja y sería la fuerza más votada, con cerca de un 26% de los votos mientras que los conservadores tendrían cerca del 24,5%.

Por tanto, la ventaja de hasta cinco puntos con el que llegó en los últimos días a los comicios el candidato socialdemócrata Olaf Scholz -quien aseguró tras conocerse los primeros datos del escrutinio que se considera elegido por los votantes para ser el nuevo canciller- quedaron reducidos a apenas un punto de diferencia.

Al margen de cuál de los dos partidos ocupe el primer lugar, tanto Scholz como el candidato conservador, Armin Laschet, se ven con opciones de gobernar. Para elo, tendrán que mantener negociaciones y lograr una coalición tripartita (con Verdes y con liberales) para poder superar el 50% de los votos necesario para formar Gobierno. Los Verdes, con cerca del 15% de los votos, y los Liberales Demócratas Libres (FDP), en el 11%, se erigen como la clave para alcanzar el Gobierno. Se descarta reeditar la gran coalición entre los principales partidos por desgaste. 

Tras conocerse los primeros datos, Scholz se mostró confiado en su capacidad para formar Gobierno. "Muchos quieren que el próximo canciller de Alemania se llame Olaf Scholz", dijo. 

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), partido excluido como socio por el resto del espectro parlamentario, estaría en el 11%, de acuerdo con ambos sondeos. La Izquierda  lograría el 5%, mínimo necesario para obtener escaños.

En cualquier caso, el bloque conservador obtendría el peor resultado de su historia, con una caída de hasta diez puntos respecto a los resultados de 2017, mientras que el SPD habría subido seis puntos.

Los socialdemócratas podrían formar una alianza llamada "Semáforo" con los verdes y los liberales del FDP -llamada así por los colores con los que se identifica a los partidos-. Por su parte, el bloque conservador formado por la CDU y CSU podría liderar una coalición "Jamaica" con verdes y liberales, un tripartito que ya se intentó negociar sin éxito tras las generales de 2017.

Matemáticamente sería posible asimismo una coalición "Alemania" entre conservadores, socialdemócratas y liberales y una "Kenia", entre conservadores, socialdemócratas y verdes, aunque políticamente esta opción parece descartada. 

El vicepresidente del FDP (liberales), Wolfgang Kübicki, admitió la preferencia del partido por una alianza presidida por el bloque conservador, pero no quiso descartar la otra variante. "Nosotros preferimos Jamaica pero Los Verdes también tienen algo que decir y si nosotros descartamos una alianza con el SPD y ellos una con los conservadores no llegaríamos nunca a un acuerdo y tendríamos que votar una y otra vez para llegar a un acuerdo", dijo en declaraciones a la cadena ARD.

El candidato del Partido Liberal (FDP) a la Cancillería alemana, Christian Lindner, ahondó en su preferencia por los conservadores y no descartó este domingo formar parte de esa coalición "Jamaica" con los verdes y liderada por los conservadores. Recordó que hace cuatro años se pudo haber formado esta alianza, y dijo que si se diera una nueva negociación en esta dirección, los liberales se esforzarán en que los verdes reciban un trato mejor por parte de conservadores

Por parte de Los Verdes, la copresidenta del grupo parlamentario, Karin Göring-Erhardt, dijo que su partido está abierto a negociaciones y que se decidirá por la variante que más avances permitan en política de protección del clima.

Cualquiera de los candidatos aspirante a canciller no tienen fácil coger el testigo de Merkel: una encuesta realizada por la televisión pública asegura que un 80% de los alemanes reconoce la labor de la canciller saliente y que si se volviera a presentar es muy probable que ganara, ya que creen que es una funcionaria honesta, responsable, que pasará a la historia como una gran estadista.

Normas
Entra en El País para participar