Efectos de la morosidad de las empresas en las pymes

Un 70% de las facturas que emiten las empresas se pagan con retraso

morosidad pymes

Un 70% de las facturas que emiten las empresas se pagan con retraso. La morosidad ha sido una de las principales consecuencias de la pandemia. Durante los primeros seis meses de 2021 casi 7 de cada 10 facturas emitidas registraron un retraso en su pago. La cifra supone un 68,7% de las facturas.

El retraso en los pagos ha supuesto un coste de financiación en las empresas de 1.472 millones de euros, lo que supone un 3,5% por encima del nivel del primer trimestre del ejercicio anterior. La cifra es, además, la más alta desde el año 2013 con un coste financiero que alcanzaba los 2.000 millones de euros, indican desde Cepyme.

El Periodo Medio de Pago (PMP) ha aumentado a nivel nacional durante final de 2020 y principio de 2021. Los últimos datos registrados ponen de manifiesto que el PMP creció en 5,6 días hasta alcanzar los 87,8 durante el primer trimestre del año.

Los datos se recuperaron durante el segundo y tercer trimestre del año gracias a la reactivación de la actividad económica. En concreto, el Periodo Medio de Pago descendió hasta los 81 días en dicho periodo.

Las pequeñas empresas, las más afectadas

La morosidad ha provocado efectos negativos en las empresas en un momento en el que aún padecen de falta de liquidez. En ese sentido, desde Cepyme consideran que son preocupantes las restricciones crediticias que han derivado de la pandemia. A su juicio, esto puede dificultar el pago de la deuda comercial en las empresas de menor tamaño.

La morosidad ha afectado principalmente a las empresas de menor tamaño. Estas compañías tienen un menor acceso al crédito y, generalmente, sufren retrasos en los pagos de otras compañías con mayor tamaño.

Por su parte, las empresas de más de 250 trabajadores son las únicas que han visto cómo se han incrementado los periodos de plazo en 7,3 días en solo un trimestre. Con ese incremento, el periodo medio de pago ha ascendido hasta los 73,4 días.

Los mayores retrasos en el pago se producen en el sector de la construcción y la promoción, alcanzando los 101,5 días; y en el sector textil, con 88,3 días de media.

Normas
Entra en El País para participar