Fondos

España, a la cola en preparación global para la jubilación

Ocupa el puesto 32º de un total de 44 países analizados

La crisis del Covid-19 ha empeorado aún más la situación

España, a la cola en preparación global para la jubilación

España está poco preparada para garantizar una jubilación holgada a las futuras generaciones. Esto es lo que se desprende del informe elaborado por la gestora de fondos francesa Natixis IM, comparando 44 países. Según el estudio, España ocupa la posición 32ª y la crisis económica generada por la pandemia del Covid-19 ha empeorado situación.

De acuerdo con la novena edición del índice anual Natixis Global Retirement Index, España está a la cola dentro de la Unión Europea (solo supera a Hungría, Lituania, Letonia y Grecia).

El índice elaborado por Natixis examina 18 indicadores sobre el bienestar de los futuros jubilados, agrupados en cuatro subíndices que permiten vislumbrar qué características están induciendo cambios en las perspectivas de jubilación de un país. Estas cuatro áreas temáticas son: medios materiales para vivir holgadamente en la jubilación; acceso a servicios financieros de calidad para poder conservar los ahorros, el valor y maximizar los ingresos; acceso a servicios sanitarios de calidad, y calidad de vida, que incluye un entorno limpio y seguro donde vivir.

El índice calcula el comportamiento relativo de cada país en cada uno de estos criterios y genera una puntuación global que ofrece una herramienta comparativa para evaluar la seguridad en la jubilación a escala mundial. La encuesta constata que España registra un retroceso en el aspecto de las “finanzas para la jubilación”, con puntuaciones más bajas en lo referente a la mayor presión fiscal, a los mayores índices de morosidad bancaria y al grado de dependencia de las personas mayores.

A pesar de empeorar en estos indicadores, España ocupa el mismo puesto que el año pasado, lo que implica que otros países también han acusado descensos similares. Los indicadores de inflación y tipos de interés (que también acaban condicionando la posibilidad de gozar de una jubilación holgada) se mantuvieron invariables, mientras que el endeudamiento del sector público y la gobernanza registraron puntuaciones ligeramente mejores.

La puntuación más baja de España corresponde al subíndice denominado “bienestar material”. En concreto, el país presenta una peor situación relativa en lo referente a la desigualdad de ingresos (que implica que las mujeres acabarán teniendo mayores problemas financieros al llegar la edad de retiro, al cobrar menores pensiones). Otro factor obvio que dificulta el ahorro de cara a la jubilación son los ingresos per cápita, que son inferiores a los de muchos otros países europeos.

Normas
Entra en El País para participar