Paramés entra en el negocio de los planes de pensiones de empresas

El popular gestor de fondos lanza el plan de empleo Cobas 100

Francisco García Paramés, gestor de fondos y presidente de Cobas AM.
Francisco García Paramés, gestor de fondos y presidente de Cobas AM.

Francisco García Paramés, el gestor de fondos más famoso de España, quiere dar la batalla en los planes de pensiones de empresa. Este inversor va a lanzar a través de Cobas Asset Management, la empresa de servicios financieros que dirige, el plan de empleo Cobas 100, para tratar de captar el negocio del ahorro provisional dentro del ámbito corporativo.

El ahorro para la jubilación se canaliza en España fundamentalmente a través de dos figuras jurídicas, los planes de pensiones individuales, que cualquiera puede contratar, y los planes de pensiones de empleo. Estos últimos, solo pueden ser promovidos por una empresa o una administración pública, y solo pueden dirigirse a su propia plantilla.

El Gobierno quiere fomentar este segundo tipo de vehículos de ahorro para la jubilación. Hasta ahora, los planes de pensiones individuales y de empleo tenían la misma tributación. El particular podía desgravarse de la base imponible del Impuesto de la Renta las aportaciones a sus pensiones privadas, hasta un tope de 8.000 euros al año. Ahora, para desincentivar los planes individuales (que el Ejecutivo de Pedro Sánchez considera fiscalmente regresivos), el límite anual de aportación se ha rebajado a 2.000 euros, mientras que el tope previo se mantiene para los planes de empleo.

Paramés quiere aprovechar este fomento del ahorro previsión dentro de las empresas para hacerse un hueco. El plan Cobas 100 va dirigido a cualquier empresa que quiera contribuir al ahorro complementario para dar cobertura a sus empleados, desde grandes multinacionales a pequeñas y medianas empresas, “con independencia del número de empleados”, según explica la entidad en un comunicado. El producto tendrá una comisión de gestión del 1% anual.

Completa la gama de productos

La gestora creada por Francisco García Paramés en 2016, Cobas Asset Management, empezó gestionando fondos de inversión (Cobas Selección, Cobas Internacional, Cobas Iberia...) pero ha ido ampliando la gama de productos. Ahora, tiene también fondos de inversión registrados en Luxemburgo (sobre todo para distribuir sus productos en banca privada), cuenta con dos planes de pensiones individuales, dos entidades de previsión social complementaria (EPSV, el equivalente vasco a los planes de pensiones), fondos de inversión libre y una sicav. En total, el grupo gestiona activos por un montante de más de 1.400 millones de euros. Además, Paramés creó la firma Value School, para divulgar el conocimiento financiero de forma altruista.

El plan de empleo tratará de replicar la estrategia del fondo Cobas Selección y tendrá al menos un 80% de la exposición total a empresas cotizadas de países de la OCDE, con posibilidad de invertir hasta un 40% en países emergentes. El vehículo seguirá la filosofía de inversión en valor, que busca comprar compañías que cotizan en Bolsa con un fuerte descuento.

Paramés labró su fama cuando trabajaba como gestor en Bestinver, la firma de gestión de activos de la familia Entrecanales. Allí logró tasas medias de rentabilidad anual superiores al 14%. Sin embargo, desde que dejó la entidad y lanzó su propia gestora de fondos, los resultados no le han acompañado. Su fondo bandera, el Cobas Selección, que empezó a funcionar en 2016, aún sigue con rentabilidad negativa. En concreto, desde su arranque pierde un 14%, mientras que en el mismo periodo, los índices comparables se han revalorizado más de un 50%.

Paramés no es el único gestor que ha tenido dificultades en los últimos años. En general, todos los defensores del estilo de inversión en valor, acumulan una de las peores rachas de la historia, consiguiendo rentabilidades mucho peores que sus competidores.

Normas
Entra en El País para participar