Textil

Inditex se acerca al objetivo de absorciones en España tras cerrar 53 tiendas entre mayo y julio

Desde que aceleró el proceso a raíz de la pandemia alcanza los 232 cierres

Inditex pulsa en la foto

Inditex superó en el segundo trimestre de su año fiscal 2021 los ingresos que generaba antes de la pandemia. Y lo hizo, por un lado, sin tener el 100% de su red de tiendas disponible por las restricciones que se mantienen en algunos países por la pandemia; y por otro, con un número de establecimientos físicos que sigue a la baja, dentro del proceso de cierres que el grupo aceleró el año pasado con el objetivo de reducir en hasta 1.200 el número de puntos de venta en todo el mundo.

Un proceso que en España ya se acerca a los objetivos fijados en dicho plan. El mercado doméstico es el más afectado, en tanto que también es, con diferencia, el país que más tiendas de Inditex tiene repartidas por su geografía.

A 31 de julio de este año, fecha que marca el final de su primer semestre para Inditex, el grupo textil que preside Pablo Isla tenía un total de 1.335 puntos de venta en España, después de haber acometido el cierre neto de 53 establecimientos durante el segundo trimestre, es decir, entre mayo y julio. Un número superior a las 23 que absorbió durante el primer trimestre, y que eleva a 232 los cierres efectuados desde abril de 2020, cuando Inditex cerró su primer trimestre y decidió acelerar el proceso de absorciones, con un coste total de 308 millones.

El objetivo del mismo, proporcionar “una mejor experiencia al cliente a través de tiendas más grandes y atractivas en ubicaciones clave”, eliminando tiendas pequeñas o aquellas cuya venta podía recuperarse en otros establecimientos de su entorno e internet.

El acelerón acometido durante el segundo trimestre acerca a Inditex al objetivo marcado en España: una horquilla de entre 250 y 300 absorciones. La compañía no ha detallado si el número definitivo estará en la parte alta o baja de la horquilla. A estas se añadirán, en 2022 las 28 tiendas de Uterqüe que cerrarán por la integración de la oferta de la marca en Massimo Dutti, pero que están fuera de este plan.

Lo que reflejan los datos es que la estrategia de cierres avanza de manera más rápida en España que en el conjunto del grupo. Este tenía un total de 6.654 tiendas a 31 de julio de este año, 758 menos de las que tenía a 30 de abril del año pasado. El objetivo está en una horquilla de entre 1.000 y 1.200 absorciones, por lo que es de prever que estas intensificarán el ritmo en los próximos meses en el resto de mercados.

Un caso que ejemplifica esta estrategia es el de la tienda de Zara que Inditex abrirá en el barrio de La Défense, en París, en octubre. Esta contará con una superficie de 5.000 metros cuadrados en una sola planta.

Como explicó Pablo Isla en la conferencia de analistas este miércoles, en ese barrio parisino la compañía contaba con dos Zara y un Zara Home de menor tamaño, y un Pull & Bear también pequeño.

El caso parisino

“Ahora tendremos un Zara enorme en la mejor localización, con un Zara Home dentro. También estamos ampliando y reubicando el Pull & Bear y en uno de los antiguos Zara tendremos un Bershka, que para esta marca tendrá el tamaño perfecto. Antes teníamos cuatro tiendas y ahora tendremos tres, pero con una experiencia de los clientes, un nivel de ventas y un nivel de superficie que no tendrá nada que ver”, describió Isla, que también puso de ejemplo la reorganización en la calle Preciados de Madrid, con la ampliación de una tienda Zara y la apertura reciente de un Bershka de 2.700 metros cuadrados.

La apuesta que Inditex hace por las flagships o tiendas de gran formato, y por la digitalización de las mismas para la convivencia con el canal digital, comenzó, de hecho, en el mercado español. Este alcanzó el pico de número de tiendas en 2012, con 1.932. Ahí comenzó un proceso paulatino que aceleró en 2017 y que agilizó aún más a partir del año pasado. Los 1.335 establecimientos que Inditex tiene ahora en su mercado doméstico, de las que 325 son Zara y 262 de Stradivarius, ponen su red física española a niveles de 2005.

Sin embargo, pese al menor número de tiendas, los ingresos de la compañía en España no se han resentido. A cierre del primer semestre de este ejercicio, Inditex facturó aquí 1.683 millones. Pese a que es una cifra que sigue un 15% por debajo del mismo periodo de 2019, antes de la pandemia, es una cifra superior a la que generaba en 2015. Con la diferencia que entonces tenía en torno a 1.800 tiendas, prácticamente 500 más que en la actualidad.

Eso sí, el crecimiento global del grupo ha ido reduciendo de forma progresiva el peso del mercado nacional sobre el total. En 2010, las ventas en España pesaban un 28%. Ahora, un 14,1%, casi la mitad y un nuevo mínimo histórico, aunque no será el último, en la medida que el español es el mercado que ahora mismo está más lejos de los niveles prepandemia.

Ucrania y Francia sí incrementan la red

Aperturas. Los cinco países en los que Inditex tiene más tiendas cerraron el segundo trimestre con menos puntos de venta que en el primero. Además de los 53 cierres netos en España, Rusia sufrió 10, México 2, China 9 e Italia 6. El gigante asiático parece reducir el ritmo de cierres, después de pasar de más de 500 tiendas a las 361 actuales. Los que sí aumentaron su red fueron Francia, con 4 más respecto a abril; Reino Unido, con 3; y Ucrania, con 7, alcanzando las 79 tiendas.

Bolsa. Inditex vivió ayer una de las mejores sesiones del año en Bolsa, tras crecer un 5,29% y alcanzar los 31,25 euros de precio por acción. Lo hizo tras caer un 1,66% el miércoles, cuando publicó sus resultados.

Normas
Entra en El País para participar