Energía

El decreto de la luz condiciona la opa de IFM sobre Naturgy

La decisión del Gobierno aleja una subida del precio de la opa

Naturgy pulsa en la foto

El decreto del Gobierno para reducir la factura de la luz en plena escalada del precio de la energía en el mercado mayorista ha dado la vuelta a la opa sobre Naturgy. IFM analiza el impacto de las medidas sobre su plan para Naturgy, según indican fuentes financieras. Y el mercado espera una fuerte corrección para la acción una vez que finalice la opa, lo que puede facilitar que el fondo australiano alcance su ansiado 17% ante el temor de los inversores de que se avecine una era de vacas flacas para el sector energético en Bolsa.

El consejo de Naturgy se reunió ayer para opinar sobre la opa por el 22,69% del capital lanzada por el fondo australiano. Con la asesoría de Citi y de Freshfields, en un principio todo apuntaba a que el órgano que preside Francisco Reynés se iba a inclinar por reclamar una mejora en los 22,07 euros que ofrece IFM.

Los argumentos eran dos. El primero, que la opa se lanzó con abundante prima, sí, pero en pleno Covid. Antes de la pandemia cotizaba por encima de los 24 euros por acción. El otro argumento es el potencial derivado del nuevo plan estratégico presentado en julio, que contempla un incremento en la inversión de 14.000 millones y un incremento del ebitda del 5% anual. Los informes de los analistas elevan la valoración de la compañía hasta los 24,7 euros. Al cierre de esta edición, la compañía aún no ha publicado su opinión sobre la opa, algo que debe hacer antes del domingo, según el calendario que marca la ley de opas. La reunión del consejo continuará hoy.

Pero por medio se ha cruzado el último decreto del Gobierno, que recorta los beneficios de las compañías energéticas y limita el precio del gas. Esto ha provocado un fuerte varapalo en Bolsa para las compañías eléctricas, fundamentalmente con las vinculadas con las energías renovables. Naturgy, sostenido por el efecto opa, se ha quedado al margen de esta debacle y cerró ayer a los 21,82 euros.

Fuentes del mercado prevén que el menoscabo sobre la acción de Naturgy llegue según finalice la opa. De hecho, prevén caídas superiores al 20% en los días posteriores, hasta que la acción se sitúe más cerca de los 19 euros a los que cotizaba antes de la opa. Solo en la última semana, coincidiendo con el anuncio del Gobierno, Iberdrola ha caído en Bolsa cerca del 10% y Endesa, en torno a un 15%.

Por tanto, algunos de los fondos e inversores minoristas que engrosan el capital de Naturgy barajan ahora vender sus títulos a IFM y garantizarse, al menos, recibir esos 22,07 euros por acción. CVC y GIP, que tienen un 20% cada uno, ya anunciaron en el momento de lanzarse la opa que no acudirían a la oferta. Lo mismo dijo Criteria meses después, que ha incrementado su participación hasta el 26%, y además avanzó que pensaba comprar en el mercado hasta alcanzar el 29% del capital. Todos estos movimientos limitan el capital disponible para acudir a la opa a entorno al 30%. IFM debe alcanzar al menos un 17% del capital total, según sus propias condiciones.

El fondo —asesorado por Credit Suisse y Linklaters— confía en que las últimas medidas del Gobierno le faciliten la entrada en Naturgy, según indican fuentes del mercado. Es decir, que los inversores institucionales, que suponen como un 20%, acudan en masa a la opa. Ante el miedo de una severa corrección y de una época de turbulencias para las energéticas españolas, la tesis es que optarán por amarrar los 22,07 euros y no se atreverán a fiar a un futuro del alzas bursátiles a un plan estratégico aún por estrenar. La poca liquidez que tendrá el valor tras la oferta, con un capital flotante que se puede quedar en torno al 10%, complicará si quieren vender sus títulos en mercado en los próximos meses.

IFM también confía en una buena respuesta de los fondos de gestión pasiva e indexados y que vendan en función del peso que la compañía pierda en los índices como resultado de la opa. Incluso espera que en torno al 10% de minoristas también pulsen el botón de las ventas ante el miedo de la hecatombe bursátil.

Con todo y con eso, el fondo confía en superar incluso el 22,69% que se ha puesto como límite en la opa, llegar a en torno al 25% y que los accionistas vayan a un prorrateo, según indican las fuentes consultadas. En caso contrario, IFM se guarda un as bajo la manga, según apareció reflejado en el folleto de la opa, que aprobó la CNMV la semana pasada. Puede rebajar la condición mínima hasta el 10%, lo que le dejaría con un solo miembro en el consejo y no dos como aspira a alcanzar. También incluso puede renunciar a toda condición de aceptación mínima si obtiene una dispensa de los bancos.

Normas
Entra en El País para participar