Endesa responde a Iberdrola y Naturgy bajando su tarifa fija a 58 euros el megavatio hora

La coyuntura actual de precios provoca una nueva ‘guerra’ comercial

Sede de Endesa en Madrid
Sede de Endesa en Madrid

Las grandes energéticas han comenzado una nueva ‘guerra’ comercial ante la descontrolada subida del precio de la electricidad en el mercado mayorista. Endesa, Naturgy e Iberdrola están aprovechando la actual coyuntura con el precio de la electricidad rompiendo récord tras récord para atraer a nuevos clientes con tarifas fijas.

De hecho, la compañía que dirige José Bogas ha informado este lunes de que mejora la que denomina su ‘Tarifa Única’, que pasa a calcularse sobre 58 euros el megavatio hora (MWh) y que se mantendrá fija y sin variaciones durante dos años. Esta oferta es válida para los consumidores acogidos a la tarifa regulada (PVPC) y también para todas las nuevas contrataciones en mercado libre.

Endesa lanzó esta tarifa en noviembre del año pasado con un modelo de cuota fija personalizada adaptada al consumo individual de cada cliente, con energía 100% renovable, sin periodos de permanencia y con bonificaciones a los consumidores por cumplir unos objetivos de consumo eficiente. La cuota que se paga mes a mes es siempre la misma, con independencia de la hora en que se consume y sin regularizaciones. Solo se propondrá una nueva cuota si el consumo supera en un 30% al del año anterior.

Por su parte, Naturgy lanzó la semana pasada una ofensiva comercial con una tarifa liberizada que asegura un precio de pool de 60 euros el MWh durante los dos próximos años, que podrán contratar tanto sus once millones de clientes actuales como nuevos.

La compañía explicó que quiere evitar que se traslade al pequeño consumidor doméstico la escalada de los premios mayoristas de electricidad y le ofrece asegurar el coste de la energía a un precio muy inferior al actual para los próximos 24 meses, sin condiciones adicionales y sin permanencia.

La oferta va dirigida a clientes eléctricos de Naturgy, tanto del mercado regulado como liberalizado, y también a los clientes de otras comercializadoras que quieran modificar sus condiciones. Por otro lado, Iberdrola tiene en cartera planes personalizados para evitar la volatilidad de precios”. También van dirigidos a clientes con PVPC y en el mercado libre (menos de 10 kW de potencia) y garantizan una estabilidad de precios durante cinco años.

La energética que preside Ignacio Sánchez Galán cuenta con casi siete millones de clientes con precio fijo, de los cuales más de seis millones son hogares. Las oscilaciones en el precio diario afectan a los consumidores acogidos a la tarifa regulada, algo más de 10 millones, mientras que están exentos los que están en el mercado libre [unos 17 millones], ya que cuentan con un precio pactado con su compañía.

Las eléctricas vienen demandando al Gobierno una modificación de la PVPC y que esta vaya desapareciendo paulatinamente como en otros países de Europa. La propia vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ya ha avanzado que se están trabajando en ello.

En concreto, una de las na de las líneas de acción para limitar su variabilidad pasa por “integrar en parte una cesta de indicadores más estables” que permitan mantener horquillas de precios más estables.También se está planteando reducir el volumen de la energía que participa en el mercado mayorista, de modo que este se convierta “en un mercado de ajustes”

Normas
Entra en El País para participar