Política monetaria

El BCE reducirá las compras de deuda antipandemia el próximo trimestre

Eleva su previsión del PIB de la zona euro cuatro décimas para este año, al 5%

La presidenta del BCE, Christine Lagarde.
La presidenta del BCE, Christine Lagarde. REUTERS

Una recalibración en el argot del Banco Central Europeo. El BCE ha decidido reducir ligeramente la cuantía de las compras del programa antipandemia durante el próximo trimestre, desde los 80.000 millones de euros mensuales de los últimos dos trimestres, gracias a la mejora de las condiciones macroeconómicas y el avance del proceso de vacunación, pero ha querido dejar para más adelante el debate sobre qué pasará a partir de marzo de 2022, fecha en la que finaliza este plan de compra de deuda. De esta forma, no ha entrado en el debate de una futura retirada de los estímulos financieros (tapering) y ha asegurado que se trata de una recalibración de las herramientas. La institución presidida por Christine Lagarde ha elevado además sus estimaciones de PIB de la zona euro para este año y actualizado sus cálculos de IPC. 

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la presidenta del BCE, Christine Lagarde ha reconocido que las perspectivas de PIB e inflación se han elevado ligeramente gracias a la mejora económica y el incremento del consumo. El BCE ha actualizado así su cuadro macroeconómico mejorando sus estimaciones de PIB de la zona euro para 2021, desde el 4,6% al 5%; mientras que reduce una décima la previsión para 2022 -del 4,7% al 4,6%- y mantiene la estimación para 2023 en el 2,1%.

La escalada de los precios, que en agosto subieron hasta el 3% en la zona euro, su nivel más alto en los últimos diez años, ha elevado además el cálculo de la institución del IPC para este año, hasta el 2,2% desde el 1,9% previsto en junio. Para desde ahí reducirse hasta el 1,7% en 2022 (1,5% en junio) y al 1,5% en 2023 (1,4% previsto en junio). Por otra parte, apunta que la inflación subyacente, que descuenta los alimentos y la energía por su volatilidad, será del 1,3% en 2021, del 1,4% en 2022 y del 1,5% en 2023, por lo que estas cifras también se han revisado al alza respecto a los cálculos de junio. 

El Consejo de Gobierno del BCE se ha dado cita por primera desde que la institución decidió en julio cambiar al 2% la meta de inflación. En su comunicado, ha asegurado que "sobre la base de una evaluación conjunta de las condiciones de financiación y de las perspectivas de inflación, el Consejo de Gobierno considera que pueden mantenerse unas condiciones de financiación favorables con un ritmo de compras netas de activos en el marco del programa de compras de emergencia frente a la pandemia (PEPP) ligeramente inferior al de los dos trimestres anteriores".

La entidad no cifra la cuantía de esa reducción en su comunicado, en el que asegura que mantendrá las compras de deuda hasta "al menos hasta el final de marzo de 2022 y, en todo caso, hasta que considere que la fase de crisis del coronavirus ha terminado". En la actualidad, el monto total que adquiere cada mes es de 80.000 millones de euros, cifra que el mercado espera que se rebaje entre 10.000 y 20.000 millones.

Lagarde, que ha esquivado el término tapering, ha asegurado que se trata de "recalibrar" los estímulos durante los tres próximos meses y que esta medida ha sido adoptada de forma unánime por todo el Consejo de Gobierno del BCE, a pesar de que algunos de sus miembros habían apuntado a la necesidad de iniciar la retirada de estímulos pronto, en línea con lo anunciado por el presidente de la Fed, Jerome Powell hace algunas semanas. La presidenta del BCE ha insistido además que en el encuentro de hoy no se ha debatido qué pasará a partir de marzo de 2022, cuando finalice el PEPP.

Además, ha apuntado que seguirá reinvirtiendo el principal de los valores adquiridos en el marco del PEPP que vayan venciendo al menos hasta el final de 2023, y que mantendrá el actual ritmo de compras de 20.000 millones de euros del programa de compras de activos (APP).

Además, el BCE confirma que para apoyar el nuevo objetivo simétrico de inflación del 2%, "el Consejo de Gobierno espera que los tipos de interés oficiales del BCE continúen en sus niveles actuales, o en niveles inferiores, hasta que observe que la inflación se sitúa en el 2% bastante antes del final de su horizonte de proyección y de forma duradera en el resto de dicho horizonte, y considere que el progreso realizado de la inflación subyacente está suficientemente avanzado para ser compatible con una estabilización de la inflación en el 2 % a medio plazo. Ello también podría implicar un período transitorio en el que la inflación sea moderadamente superior al objetivo".

La institución asimismo insiste en que seguirá proporcionando "abundante liquidez" al mercado a través de sus operaciones de financiación, en particular a través de las subastas del TLTRO III para apoyar la financiación a empresas y hogares. Unas subastas que, según ha comentado Lagarde, serán analizadas en la reunión del próximo mes de diciembre.

El BCE ha optado además por mantener intactos los tipos de interés. Así el tipo de interés principal se mantiene en el 0%, mientras la facilidad de depósito permanece en el -0,5%; y la facilidad marginal de crédito, en el 0,25%.

Normas
Entra en El País para participar