El Ibex cae el 1,3%, el mayor descenso en Europa tras el mal dato de empleo de EE UU

La creación de puestos de trabajo en agosto es de 235.000, muy inferior a lo previsto, y revela el impacto de la variante delta en la economía

Ibex 35 pulsa en la foto

Estados Unidos ha despejado la gran incógnita que pesaba sobre el ánimo de los inversores esta semana. El dato de empleo de agosto anunciado hoy revela la creación en el mes de 235.000 puestos de trabajo, muy lejos de los 732.500 que esperaba el consenso del mercado y más lejos aún del fulgurante dato de julio, revisado al alza, en que se crearon 1,05 millones de puestos de trabajo. El dato de agosto muestra la menor creación de empleo en siete meses y deja al mercado laboral con 5,5 millones de puestos de trabajo menos que antes de la pandemia. La tasa de desempleo se redujo al 5,2% y el crecimiento salarial aumentó al 4,3%. 

Estas cifras son clave para que la Fed decida cómo y cuándo ir retirando los megaestímulos monetarios antipandemia que han disparado la inflación en el país por encima del 5% en tasa interanual. Y arroja un dato mucho peor de lo esperado en la creación de empleo, que revela el impacto de la variante delta del coronavirus en la economía del país y que rebaja la presión sobre la Fed para iniciar la rebaja de sus compras de deuda, a pesar de que la inflación sí esté muy por encima del objetivo de estabilidad de precios de la institución.

IBEX 35 8.760,90 0,31%
EUROSTOXX 50 4.130,84 -0,94%
EUR x USD 1,1723 -0,349%
Petroleo Brent 75,440 -0,304%

Así, la expectativa de un anuncio de tapering ya en la próxima reunión del 22 de septiembre se enfría. No en vano, Jerome Powell ya ha manifestado recientemente que el mercado laboral de EE UU aún no ha recuperado el nivel previo a la pandemia y todavía necesita de los estímulos monetarios, un argumento que queda corroborado con el dato de hoy. Por otro lado, las presiones inflacionistas persisten y surge el temor a que puedan ser menos pasajeras de lo estimado en principio por la Fed, que se enfrenta así al dilema de cómo responder ante unos precios que suben con fuerza sin que termine de despegar el mercado laboral.

Tras conocerse el dato, las ventas se aceleraron en las Bolsas europeas. El Ibex acentuó su caída y ha cerrado la sesión con un descenso del 1,31%, el mayor entre las Bolsas europeas, hasta los 8.864 puntos. Se aleja aún más de los ansiados 9.000 puntos y cierra la semana con un retroceso del 0,65%, también el más acusado entre los índices europeos. El Cac, que este viernes pierde el 1%, salva la semana en positivo, al igual que el Euro Stoxx 50 y el Ftse, con tímidas alzas semanas.

En Wall Street, la apertura alcista que apuntaban los futuros el viernes se torció, aunque las ventas son más leves que en Europa, de apenas el 0,1% al cierre europeo y con el Nasdaq en positivo. S&P y Nasdaq salvan de hecho la semana con ascensos, instalados de forma continua en zona de récord histórico.

En el selectivo español, solo han sobrevivido a las ventas PharmaMar y Solaria, con alzas respectivas del 2,06% y 1,72%. Por el contrario, las ventas se concentraron el viernes en los valores turísticos, los más sensibles al impacto de la variante delta. Meliá y Aena sufrieron caídas de más del 3%, que superaron el 2% en el caso de IAG y Amadeus.  

En Asia, ha habido fiesta en el Nikkei, que ha subido un 2,05%, después de que el actual primer ministro japonés, Yoshihide Suga, haya anticipado que no se presentará a la reelección. El yen también se fortalece, hasta 110 unidades por dólar frente a los 110,4 de comienzo de semana. No han corrido la misma suerte los otros índices de referencia en la región. El Hang Seng hongkonés ha caído un 0,98% y el CSI 300 chino, un 0,81%.

En el mercado de deuda, los influjos de los cambios en las políticas monetarias de los dos grandes bancos centrales del mundo han tenido repercusión en los bonos. El español a una década paga un 0,33%, niveles bajos, pero a años luz de los mínimos de -0,017% que marcó a finales del año pasado. El bund sigue en negativo, pero cada vez menos: -0,36%, frente al -0,6%, el nivel más bajo del año. Y en Estados Unidos, la referencia al mismo plazo paga el 1,33%, frente al 1,25% de hace siete días. La rentabilidad ha subido tras el dato de creación de empleo en EE UU, con unos inversores ahora desconcertados sobre el impacto de la variante delta sobre la economía.

En el mercado de materias primas, el petróleo Brent se coloca por encima de los 73 dólares por barril con una subida del 0,2% que se suma a la del 2% de ayer. El West Texas, la referencia en Estados Unidos, está estable en el entorno de los 70 dólares.

Normas
Entra en El País para participar