Restauración

Viena Capellanes crea una filial para vender platos preparados a toda España por internet

Prevé lanzar el servicio en el último trimestre del año para compensar la caída del negocio a empresas

Viena Capellanes crea una filial para vender platos preparados a toda España por internet

Viena Capellanes, la centenaria empresa de restauración madrileña que desarrolla su actividad a través de una veintena de pastelerías y cafeterías y que también presta servicios de catering y a terceras empresas, da el salto definitivo al canal online. La compañía prepara el lanzamiento de un servicio de venta de platos preparados a través de internet y a toda España, con la expectativa de iniciar su actividad en el último trimestre de este año.

Lo hará a través de la filial Cuídate con Viena SL, creada este verano y cuyo registro apareció en el Boletín Oficial del Registro Mercantil este miércoles. A través de la misma articulará el mencionado proyecto, como explica a este diario el director general de Viena Capellanes, Antonio Lence, que reconoce que el nombre definitivo del servicio está por concretar. “El proyecto quiere ser una referencia en la venta online de platos preparados de comida casera, basada en una dieta mediterránea, sana y de alta calidad”, describe Lence.

En la actualidad, Viena Capellanes ya ofrece un servicio de venta online a través de su web. Sin embargo, su director general explica que el nuevo servicio se basará en una oferta propia y específica para internet de platos de quinta gama o preparados, además de ir acompañados de un servicio de asesoramiento nutricional.

La idea de la compañía es lanzar la nueva línea de negocio en toda a España, pese a que su negocio clásico está concentrado en la Comunidad de Madrid. “Es un proyecto de carácter nacional. Estamos buscando los socios logísticos para hacerlo”, dice Lence.

Este reconoce que la creación de esta línea de negocio es un intento para compensar la caída e ingresos que Viena Capellanes ha sufrido en el servicio a terceras empresas y que suponía casi la mitad de las ventas. “La mayor parte de aquellas a las que dábamos servicios aún no han restablecido los comedores o mantienen un alto índice de teletrabajo. Tenemos que sustituirlo de alguna forma, aunque los clientes nos dicen que la idea es volver a la normalidad”.

Precisamente la pérdida de gran parte de este negocio motivó la aplicación de un expediente de regulación de empleo que afectó a 280 trabajadores, casi la mitad de la plantilla. “Ojalá que con el proyecto online y una recuperación de las empresas podamos recuperar a parte de los afectados”, dice Lence.

El negocio de calle, menos afectado

La inminente relajación de las restricciones de aforo en la hostelería de la Comunidad de Madrid da aire a las cafeterías de Viena Capellanes, aunque su director general explica que aquellas ubicadas en zonas de mayor afluencia han aguantado mejor la crisis. No así las situadas en zonas de oficinas. “En general el negocio de calle no está tan tocado”, dice Lence.

Normas
Entra en El País para participar