Financiación

BBVA coloca 1.000 millones en un bono social y Abanca lanza su primer bono verde

La entidad que preside Carlos Torres recibe peticiones por más de 4.750 millones para una emisión de deuda senior

Edificio La Vela, sede de BBVA
Edificio La Vela, sede de BBVA

BBVA ha estrenado el mes de septiembre con una emisión de 1.000 millones de euros en un bono social a un plazo de dos años. Se trata de deuda senior con un tipo de interés flotante, vinculado al euríbor a tres meses más un diferencial de 15 puntos básicos. El interés de partida tomaba como referencia el euríbor a tres meses más 35 puntos básicos, pero la fuerte demanda recibida, por 4.750 millones de euros, ha permitido rebajar el precio de la colocación.

El primer día de septiembre también ha sido el momento para el debut de Abanca con su primera emisión de bonos verdes, para la que lleva trabajando desde antes del verano. Ha colocado 500 millones de euros en este tipo de deuda, después de recibir peticiones por más de 1.500 millones de euros, una demanda, que ha propiciado la rebaja del coste de emisión. Así, frente a una referencia de partida de un interés de 90 puntos básicos sobre el índice midswap, el diferencial ha quedado en los 85 puntos básicos.

Cajamar es otra entidad financiera que también se prepara estos días para emitir deuda. Tiene previsto lanzar mañana una emisión de 500 millones en deuda senior a un plazo de seis años y medio, para la que ya dio mandato el lunes, cuando empezaron los contactos con inversores.

Las emisiones en el mercado de capitales están siendo menos frecuentes en la banca española este año gracias a la lluvia de liquidez suministrada por el BCE. Sin embargo, los bancos están obligados a cumplir con los requerimientos del regulador para la creación del colchón de absorción de pérdidas, según las exigencias MREL, lo que mantiene abierto su acceso al mercado. Los bancos están optando además por lanzar deuda con un perfil ESG, ya sea como bono verde o bono social, a la vista del apetito de los inversores por este tipo de activos.

Según explica BBVA, la emisión de hoy contribuirá a seguir cumpliendo con el requerimiento MREL, dado que la emisión senior no preferente de 1.500 millones de euros emitida en 2017 entra en su último año de vida este mes de septiembre. “También está en línea con el plan de financiación de BBVA en los mercados mayoristas para 2021, que contempla la posibilidad de hacer alguna emisión de deuda senior preferente o senior no preferente para tener un colchón de gestión de cara al futuro”.

Es la segunda emisión del año de BBVA. En marzo, el banco emitió 1.000 millones de euros de deuda senior preferente a un plazo de seis años. Esta operación recibió una demanda de 1.500 millones de euros, 1,5 veces superior a la oferta inicial.

 

 

Normas
Entra en El País para participar