Precio de una ERP para pymes

Hay que tener en cuenta si se adquiere la licencia o es por suscripción, entre otras cuestiones

precio ERP

¿Cuánto cuesta un ERP? ¿Cómo elegir uno que se adapte a las necesidades de la organización? A veces, el precio del ERP depende de su implementación, la cantidad de usuarios o el nivel de personalización. En Datisa ponen de manifiesto que mientras hay proveedores que facilitan los precios en su página web, otros solo proporcionan un presupuesto tras conocer las necesidades de la organización.

Es por eso por lo que indican que a la hora de evaluar el costo del ERP hay que tener en cuenta la licencia. Las pymes que lo implementan en su organización lo que hacen es adquirir el software por el que compran la licencia de uso. El coste en estos casos es único y depende de la cantidad de usuarios, módulos, servicios y nivel de personalización que incluya.

Independientemente de eso, también hay que valorar si se prefiere una suscripción al ERP. Muchas empresas ya optan por este modelo. Pagan por utilizar el software en la nube, por lo que el soporte y la actualización corren a cargo del proveedor. En este caso, la tarifa suele ser mensual o anual. Muchos proveedores requieren de una permanencia mínima por utilizar el servicio.

Necesidades de la organización

La CEO de Datisa, Isabel Pomar, advierte que a la hora de evaluar el coste del ERP se deben tener en cuenta criterios como qué se obtiene a cambio y las necesidades de la organización. “Con ello hay que buscar las opciones tecnológicas y económicas que mejor se adapten”, indica.

A la hora de fijar el precio del ERP también conviene tener presentes los costes de implementación. Estos varían en función de los módulos o funcionalidades que no están incluidas en el precio base hasta los niveles de personalización extra. Hay que tener también presente el coste de los módulos o funcionalidades que no estén incluidas en el precio base. Servicios como consultoría, formación o migración de datos también influyen en el precio final del ERP.

Pomar añade que “preguntar cuánto cuesta un ERP es como preguntar cuánto cuesta un coche. Dependerá de si el coche es nuevo, seminuevo o de segunda mano. El abanico de precios puede ser tan amplio como las necesidades o preferencias que plantee el consumidor. Con las plataformas de gestión ERP sucede exactamente lo mismo”.

Normas
Entra en El País para participar