Submer colaborará con Intel en su tecnología de refrigeración de servidores

Su sistema reduce hasta un 80% el consumo eléctrico de sus centros de datos

Pol Valls Soler y Daniel Pope co-fundadores de Submer.
Pol Valls Soler y Daniel Pope co-fundadores de Submer.

La tecnológica española Submer anunció el pasado viernes su colaboración con la multinacional americana Intel, dedicada a la fabricación de semiconductores y procesadoresEl objetivo es instaurar un sistema de refrigeración para servidores sostenible, innovador y escalable para toda la industria de los centros de datos, afirma la empresa.

Intel trabajará con Submer en todos los aspectos que abarcan desde los componentes del servidor hasta el fluido de inmersión, así como la reutilización de la energía térmica emitida por los componentes electrónicos que, con tecnologías tradicionales, se desaprovecha.

De hecho, la empresa estima que la mayor parte de la energía que se invierte en un centro de datos para hacer funcionar los servidores se transforma en calor que se desprecia en la atmósfera. Submer recalca que su tecnología (basada en la refrigeración por inmersión líquida para centros de datospermite capturar esta energía y reutilizarla para otros propósitos como redes de calefacción, procesos industriales o agricultura entre otros.

En un contexto en el que los objetivos de sostenibilidad son cada vez más ambiciosos, la tecnológica considera que “los operadores de las grandes infraestructuras digitales deben empezar a diseñar centros de datos más ecológicos y sostenibles para cumplir con estos objetivos económicos, sociales y regulatorios”.

Sumber pretende colaborar con otras empresas aportando su tecnología de refrigeración, capaz de reducir hasta un 80% el consumo eléctrico de sus centros de datos, garantizando la sostenibilidad y eficiencia y reducir la huella de carbón y el impacto en el medio ambiente.

La empresa ha contado con el apoyo de inversores nacionales, en particular el fondo de venture capital, perteneciente a Mundi Ventures; y el CDTI, cuyo apoyo, según la empresa, ha sido clave en los últimos años. Cuenta también con inversores internacionales como el fondo de impacto sueco Norrsken.

 

Normas
Entra en El País para participar