Aerolíneas

Norwegian se ve a salvo tras reforzar el capital y su liquidez

Tiene 730 millones en caja y una deuda con intereses cercanos a cero

Un avión de Norwegian durante su deshielo.
Un avión de Norwegian durante su deshielo.

La que fue una de las principales alimentadoras de viajeros desde el norte de Europa, Norwegian, ha anunciado esta mañana la finalización de su proceso de reconstrucción y es optimista con el futuro pese a que la crisis sigue golpeando al sector aéreo. 

La empresa ha cerrado el primer semestre con un beneficio operativo (Ebit) de 2.228 millones de coronas en rojo (218 millones de euros), mejorando los 5.075 millones de coronas (496 millones) con signo negativo de 12 meses atrás. El beneficio antes de impuestos fue de 1.590 millones de coronas (155 millones de euros), frente a una pérdida de 4.792 millones de coronas (468 millones de euros) en el período comparable de 2020.

La actividad continúa en mínimos: la producción, medida en asientos ofertados por kilómetro (AKO), es un 94% menor a la de la primera mitad de 2020; la distancia media operada por vuelo cae un 62% con la renuncia a las operaciones de largo radio, y la ocupación media de los aviones baja casi un 29%.

Los ingresos totales hasta final de junio marcaron 591 millones de coronas (58 millones de euros), en comparación con 7.138 millones de coronas (697 millones de euros) en el mismo período del año pasado, lo que supone una reducción del 92%. En este contexto de menores operaciones, la nórdica ha elevado un 22% sus ingresos unitarios tras disparar en un 93% el ingreso por pasajero. También saltan por los aires los costes unitarios: un 374% (443% si se excluye el combustible)

La flota de esta low cost es de 51 aviones, de los que 32 se han mantenido volando en la primera mitad del año.

Refuerzos

Norwegian empieza a emerger de la crisis con una estructura mucho menos pesada y más saneada. La compañía, que ha estado sometida al proceso Examinership en Irlanda y de Reconstrucción en Noruega, ejecutó una ampliación de capital de 6.000 millones de coronas noruegas (unos 586 millones de euros) y dice estar preparada para encarar un nuevo desarrollo según vuelva la demanda.

Tras su reconversión, Norwegian ha elevado su capital social en 10.700 millones de coronas noruegas (1.045 millones de euros). Su liquidez y equivalentes de efectivo alcanzan los 7.475 millones de coronas (730 millones de euros), lo que implica un aumento de 4.808 millones de coronas (470 millones de euros) respecto al cierre de 2020. Y su deuda neta, de 1.728 millones de coronas (169 millones de euros) paga intereses cercanos a cero después de una reducción del 96% por la reducción de flota.

El consejero delegado de la aerolínea, Geir Karlsen, ha indicado que “el informe financiero del primer semestre y los resultados del segundo trimestre marcan una clara mejora en la situación financiera y en nuestras operaciones, en respuesta al aumento de la demanda de pasajeros”.

El foco de la compañía está ahora en atender los mercados nórdicos y operar una red de 250 rutas en Europa. Su reanimación es alentadora para el sector turístico español a la vista de que la noruega ya anunció el 13 de agosto que volará el próximo verano hacia o desde nueve aeropuertos españoles: Málaga, Alicante, Palma de Mallorca, Barcelona, Gran Canaria, Madrid, Ibiza, Bilbao y Murcia. De las 259 rutas previstas, 40 enlazarán aeropuertos de Noruega, Dinamarca, Suecia y Finlandia con España. En la actualidad, Norwegian opera en cinco aeropuertos de este país, con 28 rutas desde el norte de Europa.

Normas
Entra en El País para participar