Un doble atentado del Daesh en Kabul deja al menos 60 muertos, entre ellos soldados de EE UU

El ataque terrorista sucede a escasos cinco días de que finalice el plazo para la retirada de las tropas estadounidenses y europeas

explosion kabul afganistan
Un herido es trasladado hacia un hospital de emergencia, en Kabul, este jueves. AFP
Washington / Madrid

La rama afgana del grupo terrorista Estado Islámico (EI), ISIS-K, ha reivindicado el doble atentado que ha dejado decenas de muertos en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul, según un comunicado de la agencia de información de los radicales, Amaq, difundido por sus canales de propaganda en internet.

El Pentágono de Estados Unidos ha informado antes de que se ha registrado una explosión a las afueras del aeropuerto internacional de Kabul, afectando a una multitud de afganos que intentaban entrar al recinto para huir del país. Según Reuters, hay al menos 60 muertos, entre ellos 12 soldados estadounidenses, y más de 140 heridos, aunque AP ha elevado los fallecidos a 70.

Desde su cuenta de Twitter, John Kirby, secretario de prensa del Pentágono, ha asegurado que se ha producido una segunda explosión cerca del hotel Baron, ubicado a menos de dos kilómetros de la puerta sur del aeropuerto, Abbey Gate, donde se registró la primera detonación y por donde han cruzado la mayoría de personas que han tratado de salir del país.

El ataque terrorista sucede a escasos cinco días de que finalice el plazo para la retirada de las tropas estadounidenses y europeas, según lo anunciado por el presidente de EE UU, Joe Biden. Sin embargo, varios países han acelerado el final de las operaciones para evacuar tanto a su personal como a afganos colaboradores, ante las amenazas de un atentado terrorista por parte del grupo talibán, recién llegado al poder.

Este miércoles, la Embajada de Estados Unidos en Kabul ya había lanzado una advertencia a los ciuadanos para que evitaran el aeropuerto, instando a aquellos más próximos al aeropuerto a despejar las zonas inmediatamente por "amenazas a la seguridad".

También el Reino Unido había avisado a la población afgana que se alejaran de la zona del aeropuerto, ya que según el ministro británico de las Fuerzas Armadas, James Heappey, se acercaba un "posible ataque suicida con una bomba" por parte de algún simpatinzante del grupo islamista. "La amenaza es creíble, es inminente, es letal", dijo Heappey en una entrevista con la BBC.

Pero, a pesar de las advertencias, la población afgana se ha agolpado en los últimos días en las cercanías del aeropuerto ante las previsiones de que los países detendrían los vuelos de evacuación de Afganistán.

Este jueves las carreteras que llevan hasta el aeropuerto han amanecido bloqueadas por puestos de control talibanes, que han contenido a la marea de afganos. "No dejan pasar a nadie, ni siquiera a los que tienen pasaportes o visas extranjeras ", ha asegurado una maestra de 30 años que intentaba llegar al aeropuerto.

Según las cifras ofrecidas este miércoles por el secretario de Estado de EE UU, Antony Blinken, unos 1.500 ciudadanos estadounidenses todavía están en Afganistán.

Por su parte, Alemania ha informado este jueves que ha despegado el último avión militar de Afganistán y que da por cerrada su operación de evacuación en el país asiático.

Personal español a salvo

El Ministerio de Defensa español ha asegurado por la tarde de este juesves que los españoles desplegados en Afganistán se encuentran a salvo tras las explosiones registradas en el territorio asiático.

"La explosión no ha producido daños personales ni materiales entre el contingente que España tiene desplegado en dicho aeropuerto para la evacuación de los colaboradores afganos y sus familias", ha confirmado en un comunicado el Estado Mayor de la Defensa.

En el aeropuerto de Kabul se encuentran el embajador español, Gabriel Ferrán, su 'número dos', Paula Sánchez, más de medio centenar de miembros de las Fuerzas Armadas y trece efectivos del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y siete de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

Normas
Entra en El País para participar