Rovi se desploma en Bolsa tras bloquear Japón vacunas de Moderna fabricadas en Madrid

La farmacéutica cede un 13,38% debido a que las autoridades japonesas han retirado 1,6 millones de dosis producidas en las instalaciones de San Sebastián de los Reyes

Vacunas covid Rovi
Las vacunas contra el Covid-19 de Pfizer-Biontech, Janssen, Moderna y Astrazeneca. EFE

Jornada negra para el laboratorio español Rovi. El Gobierno japonés informó este jueves de que ha retirado por contaminación el uso de 1,63 millones de dosis de la vacuna contra el Covid-19 de Moderna, producidas en Madrid por Rovi en su planta de San Sebastián de los Reyes. Las acciones de la compañía madrileña se desplomaron un 13,38% en la sesión, la mayor caída del día en la Bolsa.

La decisión fue anunciada por el Ministerio de Sanidad japonés y por la farmacéutica nipona Takeda, que es la importadora para ese país y la que ha avisado de la contaminación, concretamente de unas partículas en los viales.

ROVI 59,70 -0,50%

Las dosis retiradas por las autoridades niponas pertenecen a tres lotes producidos en la planta de San Sebastián de los Reyes, según indican fuentes de la Aemps (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios). La compañía habría detectado el problema en la producción y ya ha informado al Ministerio de Sanidad, que actualmente está analizando con detalle el problema concreto, que no ha trascendido hasta que Rovi y la Aemps confirmen lo sucedido al 100%. Según las fuentes sanitarias no hay más lotes afectados y en principio no supone un problema en las distribuidas en España u otros países y la producción continúa.

Rovi realiza para Moderna la formulación, llenado y acabado de este producto, que es distribuido desde Madrid a todos los países del mundo excepto a EE UU. El principio activo que se usa, compuesto de ARN mensajero, lo fabrica el proveedor Lonza desde Suiza.

Rovi reconoció por la tarde en un escrito a la CNMV que el problema ha podido surgir en una de sus líneas de producción y que solo afecta a un lote, aunque por prevención se analizan los otros dos, además de que “está trabajando para aportar toda la información y colaboración que permita avanzar en la investigación”. La compañía no respondió a las preguntas respecto a las consecuencias económicas por este defecto en la fabricación, cómo y quiénes la asumirán.

Moderna también responde que cree que el problema de fabricación se generó en una de las líneas utilizadas por Rovi, aunque asegura que hasta la fecha no se ha identificado ningún problema de seguridad o eficacia en las vacunas administradas en Japón de ese lote. La compañía estadounidense asegura que recibieron un aviso de un centro de vacunación en el que se alertaba de la presencia de “un objeto extraño” en el vial y que, desde entonces, ha trabajado con la compañía madrileña “para llevar a cabo una investigación urgente”. Más adelante recibieron más quejas de otros centros sobre esa materia extraña.

La Agencia Europa del Medicamento (EMA) contesta por escrito a este diario que está investigando el asunto y ha solicitado a Moderna que proporcione información sobre cualquier impacto potencial en los lotes suministrados a la UE, además de detalles de la investigación en curso sobre la causa del problema.

La empresa estadounidense explica que en principio solo hay un lote afectado, que contenía 56.540 viales, lo que sirve para administrar 565.400 dosis, pero aun así la biotec ha decidido retirar también los otros dos envíos adicionales a Japón.

Un funcionario del Ministerio de Sanidad afirmó que Takeda se enteró el 16 de agosto e informó al gobierno del problema el miércoles. El retraso en la reacción se ha debido a que la farmacéutica japonesa necesitaba tiempo para reunir información sobre qué viales estaban afectados y dónde se encontraban en el país, apuntó el funcionario.

Las autoridades sanitarias japonesas supieron del problema tras distribuir parte de ese lote en centros de vacunación por todo el país y en centros de trabajo que las administran a sus empleados. Ocho de estos puntos habrían encontrado contaminación en 39 viales, según la prensa japonesa, pero por prevención Takeda solicitó que no se usasen el resto de envases de los lotes.

De momento se desconoce si la contaminación es inocua para la salud. “No se ha informado de ningún caso en el que haya habido efectos secundarios relacionados con eso”, afirmó en rueda de prensa el ministro portavoz del Ejecutivo, Katsunobu Kato.

Rompe la evolución en Bolsa

Bolsa. La abultada caída en las acciones de Rovi contrastan con la buena evolución en Bolsa de la compañía en el último año gracias a la fabricación para Moderna, ya que su cotización se ha revalorizado un 110% en el último año y más de un 50% en 2021.

Negocio. La compañía controlada por la familia López-Belmonte revisó recientemente su expectativa de facturación para este ejercicio, de un alza de entre el 35% y el 40%, en gran medida por los viales para la firma de EE UU.

Acuerdo. El laboratorio se asoció en julio del año pasado con la biotecnológica estadounidense. La empresa reveló en la última junta de accionistas que fabrica alrededor de 600 millones de dosis de vacunas y prevé alcanzar hasta 1.400 millones anualmente. Igualmente, llegó a un acuerdo para producir el ARNm desde una planta en Granada, pero esa función todavía no ha comenzado.

¿Inocuo para la salud?

Las autoridades sanitarias japonesas supieron del problema tras distribuir parte de ese lote en centros de vacunación por todo el país y en centros de trabajo que las administran a sus empleados. Ocho de estos puntos habrían encontrado contaminación en 39 viales, según la prensa japonesa, pero por prevención Takeda solicitó que no se usasen el resto de envases de los lotes.

"Moderna confirma haber sido notificada de casos de partículas en los viales de su vacuna Covid-19", según explicó la biotecnológica estadounidense, que no prevé que las personas a las que se les ha administrado deban tomar ninguna medida específica, aparte de estar atentos, como lo harían después de recibir cualquier inmunización, y ponerse en contacto con su médico en caso de una reacción inesperada.

Las autoridades sanitarias hicieron públicos los números de lotes afectados para que los ciudadanos comprobasen si han podido recibir una inyección con estas impurezas. De momento se desconoce si la contaminación es inocua para la salud. "No se ha informado de ningún caso en el que haya habido efectos secundarios relacionados con eso", afirmó en rueda de prensa el ministro portavoz del Ejecutivo, Katsunobu Kato.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Japón, que gestiona un centro de vacunación masiva en Osaka, reconoció que las vacunas del lote en cuestión, que contiene 565.400 dosis, se utilizaron en la prefectura occidental entre el 6 y el 20 de agosto. Aunque por las vías oficiales no ha trascendido de qué tipo de "sustancias anómalas" se trataba, los medios nipones hablan de restos de materiales que podrían proceder de los envases utilizados para las dosis de las vacunas.

Campaña de vacunación

Diversas empresas que colaboran en la campaña organizando la inoculación de sus empleados, como la aerolínea ANA, la tecnológica NEC o la de transporte Tokyo Metro, se han visto obligadas a suspender este jueves su administración del fármaco debido a que contaban con los lotes afectados. Japan Airlines avanzó que había cancelado algunas vacunas Covid-19 para sus empleados.

Normas
Entra en El País para participar