Las Bolsas consolidan las subidas y el petróleo rebota con fuerza

El Ibex 35 recupera el 0,59% y queda de nuevo a las puertas de los 9.000 puntos

Pantallas en el interior del Palacio de la Bolsa de Madrid, sede de BME.
Pantallas en el interior del Palacio de la Bolsa de Madrid, sede de BME. EFE

Las Bolsas han comenzado la semana con ligeras alzas y se han sobrepuesto a la desaceleración que han mostrado los datos de PMI de la zona euro conocidos hoy. El impulso comprador ha sido más fuerte y se ha asentado en las noticias más esperanzadoras que llegan de China y el control de la variante delta, en el auge de las ventas de vivienda en EE UU y en el rebote del petróleo, después del duro castigo de la semana pasada.

El Ibex, que abrió con ganancias del 0,7% que le acercaron a los 9.000 puntos, ha finalizado la sesión en los 8.968,1, tras un alza del 0,59%. La mayor subida entre los índices europeos ha sido para el Cac francés, del 0,86%, tras la corrección de más del 4% sufrida la semana pasada. En Wall Street, que ya logró cerrar la sesión del viernes al alza, el Dow Jones sumó un 0,6%, el S&P, un 0,85%, mientras que el Nasdaq registró un alza del 1,55% que le llevó a lograr un nuevo máximo histórico.

IBEX 35 8.664,10 0,51%
EUROSTOXX 50 4.140,68 -0,57%
EUR x USD 1,1184 -0,472%
Petroleo Brent 90,000 0,044%

Los inversores han conocido que el crecimiento de la actividad empresarial de la eurozona moderó su ímpetu en agosto. El dato adelantado del PMI compuesto se situó en 59,5 puntos desde los 60,2 de julio, según IHS Markit. El PMI compuesto de Francia cae en agosto a 55,9 puntos desde los 56,6 de julio. El consenso esperaba una ligera caída hasta el 56,5. El manufacturero baja siete décimas hasta los 57,3 puntos y el de servicios retrocede cuatro décimas hasta los 56,4 puntos. En Alemania, el indicador compuesto descendió desde el máximo histórico de julio de 62,4 puntos a 60,6. El mercado prevía una caída solo de dos décimas.

En la zona euro se ha conocido también la caída de la confianza del consumidor en agosto, a -5,3 puntos, más de los -4,9 estimados, si bien se trata de un nivel superior al previo a la pandemia.

Estados Unidos sí contribuye a la agenda del día con un indicador económico positivo, el alza de las ventas de vivienda de segunda mano en julio, del 2%, lo que supone el segundo mes seguido de incremento. Esa subida contrasta con la caída del 0,5% que esperaba el consenso del mercado y es más intensa que el 1,4% del mes anterior.

En todo caso, la gran cita financiera y económica de la semana se hará esperar. Llegará el viernes a las 16.00 hora española, cuando el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, haga su intervención, que será virtual, en el foro de política monetaria de Jackson Hole. El mercado espera pistas sobre los estímulos y el inicio del 'tapering'.

Dentro del selectivo español, las turísticas son las que más suben tras la decisión de Alemania de excluir a cinco comunidades autónomas españolas de su lista de zonas de alto riesgo por la pandemia de Covid. Además, el gobierno ha firmado un acuerdo con British Airways para la promoción del turismo español en Reino Unido. Así, Meliá e IAG han subido el 2,91% y el 1,67%, respectivamente, aunque el mejor valor del Ibex ha sido Repsol, con un alza del 3,23%. Los bancos Santander, CaixaBank y Bankinter también han ganado más del 1%. En el lado de las pérdidas destaca Grifols, el valor más castigado, con un retroceso del 1,83% seguido de la caída del 1,5% de Cie Automotive.

Los mercados asiáticos también han dado un balón de oxígeno, con una subida del 1,78% en el Nikkei; del 1,41% en el Hang Seng hongkonés, y del 1,24% en el CSI 300 chino.

En el mercado de materias primas, después de siete sesiones consecutivas de pérdidas en el petróleo que han rebajado su precio alrededor de un 10%, se produce el rebote. El Brent suma más de un 5% y se paga a más de 68 dólares el barril, en su mayor subida diaria desde el pasado noviembre, mientras que el West Texas repunta alrededor de ese mismo porcentaje, por encima de los 65 dólares. Su avance ha impulsado la cotización del sector de materias primas, mientras se inicia la cuenta atrás hacia la próxima reunión de la OPEP y sus socios, del próximo 1 de septiembre, bajo la presión de decidir o no un aumento de la producción.

En el mercado de divisas, el euro ha retrocedido frente al billete verde a mínimos de noviembre, pese a que este lunes avanza un leve 0,2%, hasta 1,17 unidades. Por su parte, las criptomonedas avanzan y el bitcoin ha llegado a superar de nuevo los 50.000 dólares por primera vez desde mayo.

Mientras, el mercado de deuda está relativamente tranquilo, pese a las voces que anticipan el tapering al otro lado del Atlántico. El bono a 10 años de EE UU ofrece el 1,25%, lejos del máximo por encima del 1,74% que alcanzó en marzo, mientras que el español al mismo plazo paga el 0,23%

Normas
Entra en El País para participar