Repsol vende su último activo de exploración y producción en Vietnam

La operación se enmarca dentro de la venta de varios bloques que realizó a principios de años y las desinversiones acometidas en el área de 'upstream' para priorizar la transición energética

Vista del Campus Repsol, en Madrid.
Vista del Campus Repsol, en Madrid.

Repsol ha acordado la venta de su participación en Thang Long, el último activo de exploración y producción que mantenía la compañía en Vietnam, al Grupo Bitexto, una empresa privada del país asiático. Según detalla la energética, la operación incluye una participación del 60% en el activo productor de Thang Long ('bloque 15-2/01'), que tiene actualmente una producción neta de unos 2.800 barriles de petróleo diarios, así como una participación del 60% en la Thang Long Joint Operating Company (TLJOC). 

Esta venta es una continuación del acuerdo alcanzado con PetroVietnam en junio de 2020 para vender el 'bloque 07/03 (CRD)' y los 'bloques 135-136/03', así como el activo productor de la compañía en 'el bloque 46 CN' en Vietnam, un activo de conexión con las instalaciones de producción 'PM3 CAA' en Malasia.

Repsol detalla que los fondos obtenidos de la transacción (todavía pendiente de la aprobación reglamentaria) así como el capital resultante contribuirán a financiar proyectos clave e impulsar nuevas iniciativas de bajas emisiones. Y es que, esta desinversión se enmarca dentro de su plan estratégico 2021-2025, que prevé racionalizar su actividad en esta área y reducir su actividad a 14 países, con proyectos que prioricen el valor sobre el volumen.

La compañía presidida por Antonio Brufau se encuentra inmersa en una profunda transformación que tiene como ejes principales el crecimiento de su negocio de renovables, la descarbonización de sus procesos y el suministro de la más amplia variedad de productos energéticos sostenibles para la movilidad y el hogar, entre los que destacan los biocombustibles, los combustibles sintéticos, así
como el hidrógeno renovable y otros productos de baja, nula o incluso negativa huella de carbono.

Desinversiones en Malasia y Rusia

Esta operación da continuidad a las desinversiones que lleva acometiendo Repsol en lo que va de año en el negocio de 'upstream'. La energética también ha vendido sus activos de producción en Malasia y Rusia, ha cesado las actividades de producción de petróleo en España y ha abandonado la actividad exploratoria en otros países.

Igualmente, en abril acordó la venta de su negocio de carburantes en Italia a Tamoil, operación que incluía así el traspaso de la red de estaciones de servicio, compuesta por un total de 275 instalaciones, y el negocio de ventas directas de combustibles de Repsol en el país.

En 2020 ya redujo en cuatro países su presencia en actividades de exploración y producción de hidrocarburos en el mundo, con su salida de este negocio en Australia, Irak, Irlanda y Marruecos. En su 'hoja de ruta' a 2025, Repsol prevé pasar de los 26 países en los que estaba
a 14 en este negocio en el próximo lustro.

Normas
Entra en El País para participar