Energía

Repsol vende a PetroVietnam su parte de los bloques parados por China en ese país

La compañía española tuvo que parar sus proyectos en el país por la disputa entre el gigante asiático y Vietnam por el control de las aguas donde debían desarrollarse

Vista del Campus Repsol, en Madrid. EFEEmilio NaranjoArchivo
Vista del Campus Repsol, en Madrid. EFE/Emilio Naranjo/Archivo EFE

Repsol ha anunciado este viernes un acuerdo con la petrolera estatal vietnamita, PetroVietnam, para traspasarle las acciones que mantenía en los proyectos del yacimiento de Ca Rong Do y que estaban parados desde hace dos años por indicación del gobierno de ese país, después de recibir presiones de China.

Según el comunicado enviado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Repsol ha traspasado "las participaciones del 51,75% en el Bloque 07/03 PSC y del 40% en los Bloques 135-136/03 PSC", que según la compañía española "no tendrá un impacto significativo en los estados financieros". La operación está sujeta al visto bueno de las autoridades y se espera que culmine este año, aunque no se ha dado a conocer la cuantía.

Estos bloques han sido objeto de litigio desde que en marzo de 2018 PetroVietnam conminara a Repsol a paralizar sus trabajos para el desarrollo del Bloque 07/03, situado en el mar del sur de China. Antes, en julio de 2017, la petrolera estatal del país del sudeste asiático también dio instrucciones para que paralizara los trabajos de perforación en los bloques 135-136/03, que también ha vendido hoy. El problema era la disputa entre Vietnam y China por el control de las aguas donde debían levantarse las plataformas. Ca Rong Do, donde se ubicaban ambos bloques, cntaba con una extensión de 1.236 kilómetros cuadrados.

Ya en su informe financiero de 2018, Repsol reseñaba que había recibido "instrucciones de PetroVietnam para que, por el momento, no continúe con la ejecución de las actividades programadas" en el mencionado Bloque 07/03, el último en paralizarse. La empresa ya indicaba que estaba "trabajando con PetroVietnam para encontrar fórmulas de actuación que satisfagan los intereses de ambas partes y que permitan alcanzar una solución amigable a este conflicto". Aunque también avisaba de que tenía "sólidos fundamentos legales" para "ser compensado por los perjuicios que se pudieran derivar de esta situación".

La novedad llegó hace un año, cuando, como adelantó CincoDías, inició "la vía arbitral en defensa de sus derechos", en un conflicto en el que reclamaba entre 900 y 1.000 millones de euros. En su informe financiero de 2019, es decir, a 31 de diciembre del año pasado, la petrolera declaraba una exposición patrimonial en ese país de 602 millones de euros, por los 951 millones de 2018, tras acometer un deterioro sobre sus activos por la paralización de la actividad.

Normas
Entra en El País para participar